En España, actualmente existe un problema real de despoblación rural, y es que según un estudio de FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), existen más de 4.000 municipios españoles que subsisten con menos de 1.000 habitantes y que se encuentran en riesgo de extinción a medio y largo plazo.

Con el fin de buscar soluciones a los problemas sociales y económicos de las zonas rurales, la firma The Valley ha analizado las estrategias tecnológicas que existen para fomentar el turismo rural y combatir la despoblación:

  • El smartphone como mejor aliado del viajero. El 94,6% de los españoles utiliza sus smartphones para conectarse, hacer búsquedas en Google, ver vídeos, navegar en internet, consultar las redes sociales y más. Además, en España, el 35% de las compras que se realizan desde el móvil están relacionadas con viajes; por esto, los servicios de turismo rural deben prestar especial atención en ofrecer sus servicios en webs responsive adaptadas a móvil e incluso integrarse en apps y otras herramientas creadas específicamente para estos dispositivos.
  •  Chatbots como servicio de atención al cliente. Estos softwares de inteligencia artificial, capaces de mantener una conversación, realizar tareas y resolver dudas de forma instantánea, se están expandiendo a través de Internet a rápida velocidad.
  • Sistemas de pago online. En una sociedad en la que pagar es tan fácil como acercar el móvil al TPV o meter los números de la tarjeta en un portal de pago online, todos los comercios deben adaptarse.
  • Realidad virtual y aumentada. El turista de hoy en día planea sus viajes cada vez con más antelación y se muestra ansioso por saber a dónde va a llegar, cómo es el lugar y qué actividades puede hacer. Es aquí en donde la realidad virtual juega un papel fundamental para satisfacer estas necesidades y ofrecer a los turistas que van a visitar un entorno rural un vistazo previo al alojamiento, paisajes y monumentos históricos importantes.
  • El big data para ofrecer servicios personalizados. La información masiva de datos permite a los proveedores de servicios conocer al cliente, sus aficiones, sus necesidades y sus expectativas, lo cual resulta fundamental para poder ofrecerles un servicio acorde a lo que buscan, quieren y esperan.
  • No se deben olvidar las redes sociales. Las redes sociales se han convertido hoy en día en un aliado indispensable para dar a conocer un negocio, servicio o establecimiento. Según la IAB, en el 2018, un 85% de los internautas de 16-65 años utilizan ya las Redes sociales, lo que implica a más de 25,5 millones de usuarios en España.