Investigadores del MIT y la NASA han desarrollado un ala de avión que puede cambiar de forma y aumentar la eficiencia del vuelo, la producción y el mantenimiento de la aeronave, según MIT News.

En un ala de avión tradicional, sólo partes del ala, como las aletas y los alerones, pueden moverse para cambiar la dirección del avión. El ala diseñada por los investigadores del MIT y de la NASA podría moverse en su totalidad.

El ala está hecha de cientos de pequeñas piezas idénticas que contienen componentes rígidos y flexibles que la hacen más ligera y eficiente que las alas de los aviones tradicionales.

Debido a que el ala puede ajustarse a las características particulares de cada etapa de vuelo (despegue, aterrizaje, dirección, etc.), puede funcionar mejor que las alas tradicionales, que no están diseñadas para maximizar el rendimiento durante ninguna parte de un vuelo.

“Somos capaces de ganar eficiencia adaptando la forma a las cargas en diferentes ángulos de ataque”, ha explicado Nicholas Cramer, ingeniero de investigación de la NASA, a MIT News.

Las partes del ala están dispuestas en una estructura de celosía que crea una gran cantidad de espacio vacío y cubierto con un material polimérico delgado. Combinados, los materiales y la estructura del ala lo hacen tan firme como un polímero parecido al caucho (aunque mucho menos denso).

De momento, el nuevo diseño se ha comportado incluso mejor de lo esperado durante una prueba en un túnel de viento en el Centro de Investigación Langley de la NASA en Virginia.

Noticia original en Business Insider