Roberto Pascual, HorwathHTL

SEGITTUR, la Sociedad Mercantil para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas, dependiente del Ministerio de Turismo, es la responsable de impulsar este nuevo concepto de Destino Turístico Inteligente, el cual define como: “Un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de su experiencia en el destino y mejora la calidad de vida del residente”.

En la actualidad 26 destinos cuentan con esta certificación DTI y otros muchos más están trabajando en el proyecto. En la imagen los DTI incorporados recientemente.

Captura de pantalla 2019-03-26 a las 6.21.03

¿Cómo convertirse en un DTI?

Para diferenciarse como DTI y cumplir los requisitos de la Norma UNE 178501 – “Sistemas de gestión de los destinos turísticos inteligentes” es necesaria la estructuración de un plan transversal que adopte diferentes medidas bajo cinco ejes estratégicos: Gobernanza, Innovación, Tecnología, Accesibilidad universal y Sostenibilidad.

Pero antes de estructurar este plan transversal, SEGITTUR, como promotor y gestor del concepto propone un procedimiento de diagnóstico integral, con el que se diseña un plan de acción que se integra con la propia estrategia del destino para su transformación en Destino Turístico Inteligente.

Posteriormente se inicia la fase de seguimiento en la que el destino tiene la posibilidad de distinguirse con el sello “Destino Turístico Inteligente” y entrar en un proceso de mejora continua que garantizará su capacidad para hacer frente con éxito a los retos y transformaciones que plantea el nuevo entorno económico, social y tecnológico mundial.

La nueva Red DTI y sus beneficios

Recientemente se ha conformado la Red de Destinos Turísticos Inteligentes (Red DTI) por parte de la Secretaría General de Turismo, una organización a la que ya pertenecen casi 70 destinos. Se trata de una gran oportunidad para potenciales destinos de subirse al que en su día fuera catalogado como el tren del futuro, pero que en la actualidad ya no puede ser tratado como tal. Los beneficios de pertenecer a esta red son:

  • Formar parte de las alianzas estratégicas que se generen entre destinos y el sector privado para el desarrollo de tecnología e innovaciones turísticas.
  • Contar con un servicio de asistencia en la implantación del proceso de conversión en DTI.
  • Asesoramiento en materia de normalización y en implantación de sellos como el SICTED, Sistema Integral de Calidad Turística Española en Destinos.
  • Acceder a bases de datos de ayudas, subvenciones y financiación.
  • Programas de formación y capacitación en materias relacionadas con los ejes de la metodología DTI.
  • Disponer de un catálogo de proveedores de soluciones y servicios tecnológicos para destinos.
  • Un servicio de noticias y un repositorio de estudios y publicaciones.
  • Presencia y participación en ferias y foros nacionales e internacionales, así como otras redes.

¿Por qué convertirse en un DTI?

Los aeropuertos con reconocimiento facial, el wifi gratis en centros comerciales, la realidad virtual/aumentada para conocer los grandes sightseeing de las ciudades, etc, ya han dejado de tener el “wow effect” en el consumidor final.

Es por ello que la visión de HHTL no es otra que la no existencia de una opción a la hora de integrar la tecnología en el destino. Finalmente será muy difícil subsistir como destino si no existe un componente tecnológico en la experiencia cliente.

Nuestro conocimiento y visión global del sector nos anima a trabajar en esta línea, ayudando a desarrollar, adaptar y mejorar el Plan Diagnóstico previo de los destinos que solicitan el sello DTI.

El sector hotelero y casos de éxito

El sector hotelero se posiciona como uno de los más poderosos dentro del tejido empresarial turístico y casi por una cuestión de “ser o no ser”, la inversión de los hoteles en avances tecnológicos ha sido y está siendo de vital importancia, pero ¿qué están haciendo las grandes cadenas hoteleras para implementar la tecnología más sofisticada y vanguardista en concordancia con la estrategia de cada destino?

Actualmente la mayoría de firmas hoteleras invierten gran parte de su capital en la subcontratación de empresas tecnológicas, a excepción de determinadas cadenas que se animan a ser propiamente disruptoras sobre la base del potencial de la IA, data, chatbots, blockchain, IoT, realidad virtual /aumentada, drones, 3D, etc. A continuación algunos casos de éxito tanto en el sector hotelero con a nivel destinos:

  • La cadena NH Hotel Group ha abierto una convocatoria a la que pueden presentarse empresas cuyas soluciones tecnológicas estén preparadas para ser implementadas, siempre y cuando se especialicen en las siguientes áreas; la mejora de la experiencia dirigida al cliente, el crecimiento de los ingresos o el impulso a la productividad del Grupo.
  • El caso de Accor Hotels es uno de los más conocidos. La cadena francesa compró directamente dos startups de soluciones digitales (FastBooking y Availpro) absorbiéndolas dentro del Grupo sin proceder a través de un proceso participativo. Es decir, realizó una búsqueda privada de aquellas startups que mejor creían se adaptaban a su estrategia y realizó la incorporación directa.
  • En cuanto a destinos turísticos, un claro ejemplo de gestión de calidad es la ciudad de León, incorporada recientemente a la Red DTI gracias a la implicación de todos los actores locales en la estrategia tecnológica y donde la cooperación público – privada ha permitido cumplir el objetivo.