Las expectativas de los huéspedes de los hoteles hoy en día son notablemente diferentes a las de hace una década. Conceptos que en 2009 parecían extraños se consideran ahora como estándar, con una evolución tecnológica que añade un nivel de personalización sin precedentes a la estancia de un huésped.

Todo, desde el color de las paredes de las habitaciones hasta los platos que se ofrecen en los menús, puede adaptarse a las especificaciones y preferencias de los huéspedes.

El valor de los comentarios de los clientes ha crecido enormemente en los últimos años, con plataformas de retroalimentación en línea que proporcionan a los futuros huéspedes opiniones imparciales sobre las mejores y peores características de un hotel.

En los próximos dos años existe una gran probabilidad de que nuevas tecnologías se conviertan en algo común en los hoteles. Esta infografía de Killarney Hotels examina las características más novedosas que los huéspedes esperan de los hoteles en 2020, con la búsqueda de la máxima personalización cada vez más avanzada.

Información original en The Dubrovnik Times