La industria de los viajes y el turismo aportó uno de cada siete euros a la economía el año pasado, lo que demuestra la importancia del sector en la economía española.

Esto se produce en un año en el que España superó a Estados Unidos como el segundo país con mayor número de visitantes internacionales en un año (sólo por detrás de Francia).

Son cifras recogidas por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) sobre el impacto económico y la importancia social del sector.

La investigación muestra que en 2018 el sector español:

  • Creció un 2,4% para contribuir con 178.000 millones de euros a la economía española, es decir, el 14,6% del PIB español.
  • Empleó a 2,8 millones de personas, es decir, el 14,7% de todos los puestos de trabajo.
  • España atrajo un 88% de los viajeros de ocio y un 12% de viajeros de negocios
  • España vivió una división del 55% frente al 45% en términos de visitantes nacionales e internacionales.
  • Fue la quinta mayor economía turística de la Unión Europea y la novena del mundo en términos de contribución total al PIB.
  • De cara al 2019, el WTTC prevé que el sector turístico español crezca un 2,8%, por encima de la media europea del 2,5%.

Gloria Guevara, Presidenta y CEO de WTTC:

“En España, el gasto de los consumidores experimentó un fuerte crecimiento y el sector de viajes y turismo tuvo un buen comportamiento el año pasado. España tiene el potencial de aumentar aún más el tamaño de su economía de viajes al aumentar el tamaño de su sector de turismo de negocios. En la actualidad, los viajeros de negocios representan sólo el 12% del gasto total en España, frente a una media europea del 21%”.