Un reciente artículo publicado en Travel Market Report analiza el nuevo rol de los agentes de viajes como ‘influencers’ en el sector. Más allá de la moda del término al calor de los nuevos y cuestionables ídolos del mundo digital –y más concretamente de Instagram–, el artículo se plantea: ¿no es todo el mundo en la industria de los viajes un ‘influenciador’ de una manera u otra? En cualquier caso, destaca algunos puntos en los que ese nuevo perfil puede beneficiar a la figura del agente de viajes.

  • Posicionarse como un influencer podría ser justo lo que se necesita para reevaluar, reconfigurar y recargar baterías en 2019.
  • Existe una teoría de servicio al cliente según la cual un agente siempre debe buscar oportunidades para contactar a sus clientes actuales. Esto no se traduce en un flujo constante de correos electrónicos. Lo que sí significa es que la información que influye en sus clientes para perseguir sus experiencias de viaje debe serle comunicada de un modo personal.
  • La base de datos CRM debe tener información sobre los hábitos de viaje de cada cliente. Después de todo, esta es la razón por la que se conoce a los clientes en primer lugar. Y el método de comunicación debe estar de acuerdo con las preferencias de sus clientes (correos electrónicos, mensajería, llamadas telefónicas…).
  • Si un agente no está seguro de sus habilidades en fotografía, video o texto, hay asociaciones y empresas con equipos que se especializan en estas áreas. El agente puede considerar la posibilidad de publicar un boletín informativo en el que se hable de sus propios viajes y se incluyan también las experiencias de uno o dos clientes.
  • ¿Y por qué hacer todo este trabajo extra? En pocas palabras, en su papel de ‘influencer’, el agente difunde ideas para estimular pensamientos de “escape” y “vacaciones”. Y la mejor manera de comenzar el proceso es escribir de 300 a 500 palabras sobre un viaje que el agente hizo personalmente.
  • Influencia en los sentidos. Los agentes a menudo describen un destino o crucero como una experiencia que atraerá a los cinco sentidos. Normalmente, dejan que el cliente imagine cómo un viaje satisfará a cada uno de los sentidos. Pero como influencer, el agente puede ir un paso más allá e identificar cómo cada sentido puede ser estimulado por una experiencia de viaje.

Consulta el artículo completo en Travel Market Report