Compañías como Expedia, Air Canada o Hollister están grabando cada movimiento que realizan los usuarios en sus aplicaciones para iPhone. No somos conscientes de ello y, lo más sorprendente de todo, las compañías no necesitan pedir permiso para realizar estas acciones.

Como usuario, puedes asumir que la mayoría de las aplicaciones están recopilando datos sobre ti. Algunos incluso monetizan esos datos sin tu conocimiento. Pero TechCrunch ha descubierto varias aplicaciones populares para iPhone: apps de reservas hoteleras, sitios web de viajes, aerolínea que no preguntan ni dejan claro que saben exactamente cómo estás usando sus aplicaciones.

Aplicaciones como Abercrombie & Fitch, Hotels.com y Singapore Airlines también utilizan Glassbox, una empresa de análisis de la experiencia del cliente. En realidad, una de las pocas empresas que permite a los desarrolladores integrar la tecnología de “repetición de sesión” en sus aplicaciones.

Estas repeticiones de sesión permiten a los desarrolladores de aplicaciones grabar la pantalla y reproducirlas para ver cómo sus usuarios interactúan con la aplicación.

Cada toque en la pantalla y cada pulsación de botón se registra y se envía de vuelta a los desarrolladores de aplicaciones.

Noticia original en TechCrunch