Los hábitos digitales de los turistas exigen un cambio de dirección en el sector hotelero. Entre las innovaciones tecnológicas que se están integrando en los alojamientos, destaca la robótica: 1 de cada 3 turistas reconoce que accedería a asesores virtuales para consultar dudas sobre su viaje, según los expertos. Es decir, cada vez se muestran más predispuestos a hacer uso de los asistentes virtuales.

Los dispositivos móviles son otra herramienta muy del gusto de los viajeros. En concreto, hay estudios que confirman que el 94% de ellos viajan con el smartphone, por lo que es fundamental desarrollar apps que les permitan acceder de un vistazo a la información del alojamiento, así como conectarlas con gadgets que centralicen todas las operaciones del huésped durante la visita.

Oracle, compañía especializada en tecnologías en la nube para empresas y organizaciones, ha desarrollado herramientas tecnológicas que facilitan la gestión a los hoteles y responden a las exigencias de los viajeros en términos de reducción de tiempos y simplificación de los procesos.

Un ejemplo de ello ha sido el desarrollo para Meliá Hotels International de un sistema –con pulseras multifunción- que permite a los viajeros agilizar los pagos y la contratación de servicios en el hotel e incluso en establecimientos de terceras empresas afiliados al sistema, como pueden ser algunas tiendas del centro comercial del complejo hotelero. Con estas pulseras, los turistas pueden olvidarse de la cartera durante su estancia y pagar con este dispositivo wearable en las áreas comerciales y los restaurantes, e incluso acceder a la habitación sin necesidad de llave.

Además, el sistema podría recopilar información acerca de los hábitos del turista en el alojamiento, lo que permite sacarle el máximo partido al big data.

Por otro lado, la integración de chatbots en los sistemas de atención al cliente es una apuesta firme por la aplicación de esta tecnología en los alojamientos españoles. Gracias a ellos, los viajeros pueden realizar consultas y reservar restaurantes, entre otros servicios, de forma ágil y sin necesidad de contactar con el personal del hotel.

Asimismo, la migración de los sistemas de gestión de reservas a la nube aumenta la escalabilidad y mejora la seguridad tanto para el cliente, como para el hotel. El Grupo Piñero ha integrado estas dos tecnologías innovadoras.

El hotel es el nuevo ágora de la ciudad, un espacio conectado, flexible y creativo, adaptado a las exigencias de los nuevos viajeros, sus estilos de vida y trabajo. En él, la tecnología ocupa un rol cada vez más relevante y The Place, el espacio de innovación y tecnología experimental de The Valley, acoge un nuevo itinerario sobre el sector del turismo donde los asistentes podrán conocer las tecnologías más innovadoras.

Desde sistemas de check-in en el móvil hasta robots-mayordomos. En la muestra, los asistentes pueden efectuar pagos simulados desde el smartphone, seguir la ruta que les lleva a la habitación de hotel mediante una proyección en el suelo e incluso interactuar con chatbots que hacen las veces de conserjes. Además, pueden personalizar la habitación a su gusto eligiendo el color de las luces, las fotos de los cuadros y los marcos.