Las expectativas de negocio de las agencias de viajes para los próximos seis meses del año mantienen un tónica de cierta estabilidad, pero sus principales variables pierden intensidad respecto al segundo semestre del año 2018, en donde reinaba una atmósfera de mayor optimismo, según los datos recogidos en el segundo Informe de Confianza Empresarial (ICE) 2019 del Observatorio Nacional del Turismo Emisor, ObservaTUR.

Resultados del informe:

  • A pesar de la rebaja en las expectativas, los agentes de viajes creen, por ejemplo, que el sector turístico nacional irá ligeramente mejor que la economía en general y que sus negocios tendrán una evolución más positiva que los de sus competidores
  • Consecuencia de esa pérdida de confianza que se pone de manifiesto en el ICE 2019 habrá —dicen los agentes— una ralentización en la creación de empleo en el sector, mientras que los precios se mantendrán
  • La llegada de otra crisis económica y la incertidumbre política son las dos grandes amenazas que se perciben por parte de las agencias de viajes
  • En el debate acerca del sobreturismo, tres de cada 10 consultados entienden que las agencias de viajes deberían de plantear iniciativas al respecto.
  • Comparando los datos del primer ICE de julio de 2018 con los resultados actuales, y aunque predominan los que piensan el sector de las agencias se mantendrá estable en los próximos seis meses, también aumentan los que advierten un cierto deterioro en la situación, que pasan de un 11% al 30%. Desciende asimismo el porcentaje de quienes aventuran una mejoría de la actividad (un 12% actual frente al 34% del año 2018).
  • En este panorama general de pérdida de intensidad de la actividad, sin embargo, los profesionales de las agencias se muestran algo más optimistas a propósito de sus negocios particulares, pues un 30% de ellos creen que irán a mejor (frente a un 47%, eso sí, que lo pensaban en 2018). En este apartado se incrementa un 10% el número de agentes que aventura una peor evolución de sus cifras en los dos trimestres venideros.

Marcos Franco, socio de ReiniciaT y miembro fundador de ObservaTUR:

“Los datos que ofrece el ICE 2019 son una llamada de atención que nos indica que, a pesar de estar en una buena dirección, hemos de seguir muy atentos al mercado y a sus señales para no perder nunca la perspectiva. Puede que haya cifras macroeconómicas positivas, pero no hay que olvidar que nos encontramos todavía en una fase de recuperación. De ahí la importancia de herramientas como ObservaTUR, que hacen un seguimiento de este mercado y de la evolución del turismo emisor para anticipar las tendencias que vienen, pero también para advertir posibles alertas que pueden condicionar el desarrollo de nuestra principal fuente de riqueza, el turismo”.