El proveedor global de soluciones hoteleras, HRS, ha publicado su último informe “Hotel Price Radar” sobre los precios de los hoteles reservados a través de su portal en 2018. Según este estudio, el precio medio de la pernoctación en España se mantuvo en 99 euros, la misma cifra alcanzada en 2017.

En 2018 el precio medio más alto corresponde a Barcelona, con 120 €, a pesar de que descendió en 10 € respecto al año anterior. En segundo lugar, aparece Madrid con 109 € como precio medio, un 1,8% más que en 2017. La tercera ciudad española más cara es Bilbao, con 99 €.



El comportamiento de los precios de los hoteles es diferente según las ciudades registradas por HRS. Si bien hay lugares donde el precio aumentó de forma significativa como en Bilbao (más del 12%), Granada, más de un 9%; y Valencia, con un 6,8%, existen otras ciudades donde el precio se redujo. Los casos más llamativos son los de Alicante, con una caída del 13,6%, y Barcelona, con una bajada del 7,7%.

Europa: leve aumento de precios con fluctuaciones moderadas

Las fluctuaciones de los precios en los destinos europeos son bastante limitadas: la mayor caída en los precios se registró en Barcelona y Moscú experimentó la mayor subida anual con un 9,5% de aumento, debido a la celebración del Mundial de Fútbol. Según los datos de HRS, Zúrich es la ciudad europea más cara con un precio de 177 € por noche, seguida de Londres (176 €) y Copenhague (160 €).

A nivel mundial, variedad de precios

Con un promedio de 249 € (+0,4%), Nueva York se mantiene en la cima de las pernoctaciones de hotel más caras en 2018. A pesar de una disminución del 10%, Washington permanece en el segundo lugar de esta clasificación. Pekín está en auge, ya que los precios de los hoteles aumentan en un 23,5% a 100 € de media. La ciudad con precios más bajos sigue siendo Kuala Lumpur con 56 €, a pesar del aumento del 9,8%.