Marriott ha informado a sus clientes de que la violación de datos que reveló el pasado mes de noviembre implica menos registros de huéspedes de lo que se pensaba en un principio.

El gigante hotelero descubrió inicialmente la brecha, que afectó a la base de datos de reservas para huéspedes de Starwood, en septiembre de 2018 y, tras una investigación inicial, admitió que afectaba a unos 500 millones de registros de huéspedes.



El ataque tuvo lugar en un período de cuatro años entre 2014 y septiembre de 2018, cuando afirma que el hacker fue descubierto.

Marriott asegura ahora que “después de trabajar estrechamente con la investigación forense y analítica interna y externa”, cree que el número es de unos 383 millones de registros.

Una declaración de la compañía también dice que el número de tarjetas de crédito y números de pasaporte incluidos en la infracción es un “porcentaje relativamente pequeño” del total de registros.

Marriott sufre el mayor robo de datos de la industria turística

Marriott estima que aproximadamente 8.6 millones de números únicos de tarjetas de crédito, todos los cuales estaban encriptados, estuvieron involucrados en el hackeo.

En respuesta a las preocupaciones sobre el fraude relacionado con el número de pasaporte, Marriott está reforzando sus esfuerzos de apoyo al cliente.

Además de proporcionar acceso continuo a un sitio web y a un centro de llamadas, la empresa está creando un sistema para “derivar a los huéspedes a los recursos apropiados para ver si estaban incluidos en el conjunto de números de pasaporte no encriptados”.

Información original en Phocuswire y Travel Weekly.