La industria del alojamiento ha sufrido tremendos cambios y disrupciones en las últimas dos décadas. ¿Qué tendencias clave han ido dando forma a la industria y hacia dónde se dirige en un futuro próximo?

Un estudio realizado entre el profesorado de EHL en el otoño de 2018 proporciona información sobre los retos pasados y nuevos, así como las oportunidades que las empresas de alojamiento deben tener en cuenta.



#1 – Comunidades virtuales

Las redes sociales y en particular TripAdvisor han tenido un profundo impacto en los clientes. Esto ha llevado a una mayor transparencia y, en general, a una mejor calidad de los servicios prestados por las empresas de hostelería.

#2 – Economía colaborativa

Airbnb representa una importante disrupción en la industria hotelera, lo que hace que el panorama competitivo sea más difícil que nunca. Esto se ve reforzado por el hecho de que las propiedades de alojamiento que figuran en las listas de Airbnb no tienen que cumplir necesariamente con las mismas normas y reglamentos que los hoteles tradicionales.

#3 – Agentes de Viajes online (OTAs)

Las OTAs han alterado los canales de distribución y, en consecuencia, han quitado valor a los hoteleros.

En segundo lugar, la notoriedad de las marcas propiedad de Booking Holdings y Expedia es tal que estas empresas casi han sustituido a las marcas de hoteles.

Además, han construido relaciones sólidas con los viajeros. Ahora, los hoteleros tienen que pagar para tener acceso a estos clientes, lo que conduce a un margen de beneficio más bajo.

#4 – Experiencias digitalizadas de los huéspedes

Las aplicaciones, en particular, son cada vez más importantes en la forma en que los hoteleros gestionan los servicios que prestan a sus clientes y ahora pueden controlar muchos aspectos del ciclo del viaje y de la experiencia de los huéspedes.

#5 – El auge del turismo mundial

Las compañías de bajo coste permiten que más personas viajen por el mundo a un precio razonable. Además, varios mercados emergentes han experimentado un rápido aumento de su PIB, lo que ha permitido a sus ciudadanos viajar por el mundo. Los clientes de Corea del Sur, China o India ahora constituyen un gran grupo de viajeros potenciales. Su demanda, por supuesto, tiene un gran impacto en la oferta.

#6 – Economía de la experiencia

Los clientes solicitan una personalización extrema, experiencias únicas, etc. Esto podría muy bien conducir a la muerte de un tipo de agencia de viajes tradicional tal y como la conocemos y al surgimiento del viajero independiente.

#7 – Prácticas de gestión de activos

El enfoque sobre la gestión de los activos se ha vuelto frecuente en la industria. La separación entre la gestión de las operaciones y los activos inmobiliarios permite ahora a las empresas de hostelería centrarse en su actividad principal, mejorando así la eficiencia.

#8 – Profesionalización

Han surgido nuevos perfiles profesionales como consecuencia de la creciente complejidad de la industria de la hostelería. Paralelamente, también ha aumentado la necesidad de competencias cuantitativas (para la previsión, la presupuestación, etc.).

#9 – Generaciones Y y Z

Estas nuevas generaciones tienen requisitos y necesidades diferentes a las de las generaciones anteriores. Las generaciones mayores piensan en hoteles y alquileres de coches. Las generaciones más jóvenes piensan en Airbnb y Uber.

#10 – Sostenibilidad

La gente es cada vez más sensible a las cuestiones ambientales y sociales. Considera estos aspectos en la elección de su viaje y detecta cuándo las empresas no tienen un verdadero compromiso medioambiental.