Generación Y, Generación Z, Millennials o Centennials, toda una variedad de nombres para definir a los segmentos de población más joven, aquellos nacidos a partir de los años 80 y prácticamente hasta 2010.

Son uno de los grupos que mayor interés despiertan en algunas marcas y tipos de negocio. Gracias a los indicadores Habits Big Data de AIS Group, empresa especialista en sistemas inteligentes de marketing, hoy sabemos en qué gastan su dinero los hogares españoles sustentados por menores de 30 años.



“El gasto anual medio de los hogares cuyo sustentador principal forma parte del segmento de millennials o centennials se sitúa entre los 17.000 euros anuales y los 24.500€, pero el porcentaje de ese dinero que destinan a las principales partidas son muy similares entre ambos grupos”, comenta Agustí Amorós, director de desarrollo de negocio de AIS.

En lo que se refiere al transporte, los hogares con cabeza de familia perteneciente a este segmento poblacional destinó un 13% de sus gastos anuales al transporte lo cual significa, que su inversión fue de entre 2.200 euros y 3.400 euros.

Esta es la tercera partida más importante en la distribución de los gastos de este tipo de hogares.

El grueso de los gastos en los hogares millennials y centennials, no obstante, se destina al pago de la vivienda y los suministros. Esto es entre un 30% y un 33%, un par de puntos más si añadimos los gastos en mobiliario y equipamiento del hogar. Esto coincide con el resto de la población que también dedica la mayor partida de su presupuesto a su residencia.

En cambio, si bien en grupos de edad más avanzada la alimentación representa la segunda categoría más importante en cuanto a gasto, en el caso de los segmentos más jóvenes el ocio pasa por delante. Así, entre el 15% y el 17% se destina tanto a disfrutar de hoteles, cafeterías, bares y restaurantes, como a entradas de cine, espectáculos y otros elementos culturales como museos o compra de libros.

Muy parecido el gasto medio que los menores de 30 destinan al transporte es el que dedican a la alimentación. En ambos casos ronda el 13% o 14%, dependiendo del grupo de edad al que pertenezcan (menores de 20 años o entre 21 y 30 años). La compra de alimentación en establecimientos comerciales (no restauración) pasa al cuarto lugar en su ranking de gastos correspondiéndole alrededor de un 13%, lo que representa unos 2.500€ – 3.000€ anuales de media.

Se excluyen de esta categoría las bebidas alcohólicas y el tabaco, a lo que los jóvenes destinan un 2% de su presupuesto, es decir, de unos 350€ a 500€ al año en 2017, último año con datos disponibles.

La ropa y el calzado son la siguiente partida en importancia para las generaciones más jóvenes. A ello destinan entre el 5% y el 6% del total de lo que gastan de media al año, lo que equivalió en 2017 a una media de 1.100€.

Las partidas más pequeñas en la distribución de los gastos de millennials y centennials se las lleva la salud, lo que apenas representó un 2,8% de sus gastos en 2017 (575€ aproximadamente) y las comunicaciones, un 3,6% (unos 725€).