De acuerdo con el segundo informe de temporada del Observatorio Nacional del Turismo Emisor, ObservaTUR, realizado entre el 6 de noviembre y el 11 de diciembre, cuatro de cada 10 españoles que han visitado una agencia han realizado ya su reserva de vacaciones de Navidad.

Según los profesionales, es una cifra parecida a la del pasado año. Un 36 por ciento, además, ha efectuado una reserva para alguna escapada de invierno.



Según este estudio, hay previsiones de crecimiento tanto en los destinos nacionales como internacionales. En nacional, por ejemplo, sólo los viajes a las ciudades experimentarían una tendencia al alza.

El resto de las alternativas planteadas se mantendrían más o menos estables, salvo en los casos de los viajes de nieve (con previsiones importantes de disminución) y los destinos peninsulares de playa.

En destinos internacionales, mientras tanto, las previsiones más positivas se refieren, por este orden, a los destinos en capitales europeas, cruceros y viajes de larga distancia, que sitúan prácticamente al mismo nivel que los desplazamientos al Caribe.

El informe señala también, a partir de la información recogida, que si bien un 64 por ciento de las agencias han comenzado a recibir peticiones de información relacionadas con la Semana Santa, sólo un 10 por ciento habría formalizado ya la reserva.

Observatur-AEPT_Foto_Miguel-A_Munoz-Romero_RVEDIPRESS_4.jpg

Las agencias, en función de los datos facilitados a ObservaTUR, prevén asimismo un aumento en la contratación de paquetes y actividades en destino.

Tendencias de futuro: la visión de las agencias

De cara al nuevo año, esto es lo que piensan los profesionales de las agencias de viaje acerca de cómo evolucionará el emisor español, en función del comportamiento de los clientes de este canal:

  • Las tendencias que tendrán más impacto en el negocio de las agencias en 2019 serán la personalización y las ofertas complementarias e instalaciones de relax.
  • La personalización, por ejemplo, concita el acuerdo (“total o bastante de acuerdo”) de ocho de cada 10 agentes de viajes consultados.
  • La oferta complementaria de los hoteles, mientras tanto, gana protagonismo e importancia para tres de cada cuatro agencias encuestadas.
  • Las instalaciones de relax y bienestar también parecen tener una motivación creciente a hora de elegir el hotel. Así al menos lo entiende una mayoría de agencias.
  • La mitad de las agencias percibe claramente el aumento de los clientes que, frente a la oferta hotelera, muestran preferencia por los apartamentos turísticos, un asunto que puede ir en aumento, según aventuran los profesionales.
  • La demanda de viajes o alojamientos que aceptan mascotas es igualmente una tendencia en alza, según advierten las agencias, aunque es un criterio, eso sí, que todavía no cobra tanta relevancia como los anteriores.
  • Otras tendencias que se citan en las encuestas, aunque con menor intensidad, son las cuestiones relativas a la sostenibilidad, a los equipamientos deportivos de los hoteles o a la corriente ‘gay friendly’.
  • La preocupación por la sostenibilidad y el medio ambiente no habría calado todavía suficientemente, en apariencia, en los visitantes de este canal. O al menos no lo ponen de manifiesto; de este modo, el número de agencias que niega que haya aumentado la preocupación por estos temas es superior a aquellas otras que sostienen que se ha acrecentado este interés.
  • El papel de las instalaciones deportivas en la elección de hotel, por otro lado, tampoco está experimentando una subida; el grupo más numeroso de agencias consultadas, en la práctica, es el que considera que no hay un incremento llamativo de su solicitud.
  • Tampoco existe una percepción clara de que la demanda de establecimientos y/o viajes ‘gay friendly’ esté en aumento. Así, de todas las opciones analizadas, ésta es la que agrupa una proporción más alta de desacuerdo (39%).

La visión de los expertos

Los expertos, por su parte, desde una óptica multisegmento, consideran que 2019 será un buen año para el sector turístico y, de forma particular, para el turismo emisor, aunque advierten incertidumbres tanto de índole interna como externa que pueden alterar este panorama optimista que se dibuja.

  • Al igual que ocurre con los agentes, existe una coincidencia generalizada entre los expertos acerca de la personalización de los viajes y de las experiencias, que según su testimonio será el gran reto para el sector del turismo en nuestro país en 2019.
  • Como también lo será, aseguran, el tema de la digitalización. A este respecto se piensa que el nuevo periodo tiene que ser el año de la plena transformación digital en la industria.
  • La desestacionalización de los viajes parece asimismo ir cobrando más fuerza, gracias a los nuevos hábitos de los viajeros y ante la necesidad de hacer frente al sobreturismo.
  • Otro hecho que podría despuntar en mayor medida en 2019 en el sector turístico en nuestro país es la economía colaborativa, aunque se piensa, en todo caso, que lo haría con una mayor regulación.
  • Respecto a los destinos, hay un amplio abanico de criterios en el informe. Lo que si parece seguro es que el gran negocio –según su visión– puede estar en la venta de experiencias en los propios destinos.
  • En un contexto en el que la sobreabundancia de información y con un cliente cada vez más experto y mejor informado, el papel del agente de viajes y de la agencia, subrayan, adquirirán un mayor protagonismo, ante la necesidad de filtrar y priorizar todas las fuentes.
  • En este sentido, dice, han de continuar con su proceso de “reinvención”, apostando por la cultura de la atención o por la experiencia omnicanal.
  • Otro aspecto destacado del nuevo periodo será el auge del viajero responsable y sostenible. Un viajero que, además, tenderá a ser cada vez más multimodal, tal y como advierten los portavoces del transporte en tren y en autobús.