El aeropuerto londinense de Gatwick ha pedido ayuda al ejército después de que la policía no pudiera detener las incursiones de los drones teledirigidos ilegales que han cerrado el centro de operaciones, lo que ha retrasado los viajes de más de 100.000 personas en uno de los días de viaje más concurridos del año.



El director ejecutivo de Gatwick, Stewart Wingate, cree que las intrusiones criminales que involucran a dos drones fueron diseñadas para cerrar el aeropuerto con la máxima perturbación posible en el período previo a la Navidad. La policía dijo que las acciones fueron claramente deliberadas, aunque lo más probable es que no estén relacionadas con el terrorismo.

La BBC informó de que el aeropuerto de Gatwick ha estado cerrada desde la noche del miércoles por razones de seguridad, después de que los drones teledirigidos fueron vistos volando repetidamente sobre el aeródromo.

En un primer momento, más de 20 unidades de policía buscaron a los operadores de aviones teledirigidos. Ahora, ha sido necesaria la ayuda del ejército.

Cabe recordar que Reino Unido ya realizó una serie de enmiendas a la legislación vigente este año para evitar el vuelo ilegal de un avión teledirigido dentro de un radio de 1 km de un aeropuerto.

Ahora, incluso con una próxima reapertura del aeropuerto, es probable que el caos continúe. Por ejemplo, EasyJet ha emitido un comunicado en el que asegura que el cierre de Gatwick ha dejado a sus aviones y a la tripulación en la lista de espera para volar desde el aeropuerto varados en otros lugares.

Información original en TechCrunch y Bloomberg.