A través de su plataforma, Airbnb permite a la gente alquilar sus casas a los turistas. Sin embargo, en Múnich, a los propietarios de viviendas se les prohíbe firmar contratos de arrendamiento a corto plazo por un período total de más de ocho semanas en un año calendario, a menos que obtengan la aprobación previa de las autoridades de la ciudad. La ley tiene por objeto hacer frente a la escasez de viviendas en Múnich.



Así las cosas, y tal y como ha publicado Out-Law.com, la ciudad de Múnich pidió a Airbnb que le proporcionara todos los anuncios de habitaciones en la ciudad que excedieran el período máximo de alquiler permitido. En concreto, para el período comprendido entre enero de 2017 y julio de 2018: direcciones de los apartamentos ofrecidos, así como los nombres y direcciones de los anfitriones.

Airbnb impugnó la solicitud ante el tribunal administrativo de Múnich, pero su demanda ha sido desestimada.

El tribunal dictaminó que Airbnb, a pesar de tener su domicilio social en Irlanda, debe cumplir con la legislación nacional de Alemania debido a sus actividades en el país. Consideró que Irlanda no era responsable de controlar el cumplimiento de las leyes de vivienda de Múnich y que la legislación irlandesa no se aplica en este caso.

El tribunal sostuvo entonces que, como medida de control, la solicitud de información era admisible en virtud de la legislación de la Unión Europea.

El Gobierno limita las condiciones para las viviendas de uso turístico

Dado que Airbnb actúa como intermediario, está obligado a cooperar poniendo a disposición de las autoridades de Múnich los nombres y direcciones de los anfitriones.

Fuerte Multa en Ibiza

Por otra parte, y tal y como publica Periódico de Ibiza, Airbnb deberá afrontar ahora una multa cercana a los 400.000 euros por incluir en su plataforma apartamentos ilegales.

Así lo explicó ayer Vicent Torres Benet, director insular de Turisme, quien señaló que “este es uno de los expedientes que teníamos pendientes de ir tramitando de aquellos 11 de hace un año, aproximadamente, porque estábamos pendientes de una modificación en la normativa”.