La versión norteamericana de la conferencia de la consultora Phocuswright reunió, como viene siendo habitual, a los directivos de las principales compañías de la industria de los viajes en el mundo.

Por supuesto, Expedia no fue una excepción y su CEO, Mark Okerstrom, compartió algunas de las claves sobre el futuro de la compañía:

Nombramiento. Ser CEO de Expedia es un honor, una responsabilidad. Hay una gran competencia en el sector y es agotador pero en general es una gran experiencia, aunque echo de menos el trabajo de equipo que hacía con el anterior CEO, Dara Khosrowshahi (actualmente en Uber).

Dirección de la compañía. Este trabajo no se trata sólo de estrategia sino también de ejecución. Tenemos muchas nuevas oportunidades ante nosotros. Sentimos que estamos en la dirección correcta pero debemos seguir mejorando constantemente.

Expansión. Sólo el 38 por ciento de las ventas de Expedia se produce fuera de Estados Unidos. Necesitamos concentrarnos en los próximos diez años en ganar la confianza de los viajeros mercado a mercado, localmente. La única forma de conseguir esto es disponer de un producto mejor que el de la competencia.

Adquisiciones. Seguiremos con una política de compras y colaboraciones con empresas locales en otros mercados. El objetivo es permitir a empresas como Despegar o Thomas Cook utilizar nuestra tecnología. Veremos más acuerdos de este tipo en el futuro.

El caso de China. No nos hemos rendido con este mercado. Es cierto que es muy complicado acceder al mercado doméstico chino, al menos a corto plazo, así que necesitamos centrarnos en mercados donde podemos aportar un verdadero valor.

La compra de HomeAway. Se produjo en el momento correcto. Queremos vender ese inventario en la propia plataforma de Expedia. A los clientes les encanta este tipo de inventario pero lleva realmente mucho tiempo integrarlo en nuestra plataforma global. Es algo en lo que estamos trabajando. Además, aún no está clara la forma en que vamos a mostrar este inventario junto a los hoteles.

Competencia. Airbnb y Booking.com son una gran competencia en el alquiler vacacional. Los dos ejecutan de un modo increíble, respetamos a ambos y los dos serán nuestros grandes competidores en el futuro.

Relación con los hoteles. Lógicamente, queremos llevar negocio a los hoteles y, al mismo tiempo, aportar valor a los usuarios. Esto implica muchos cambios dinámicos en los precios. No creemos que sea malo. Quizás cuando los hoteles anuncian que cuentan con el mejor precio en su web es cuando se crea cierta paranoia sobre la existencia de diferentes precios en la cabeza del viajero.

Aquí podéis ver la entrevista completa: