En el mundo de los viajes, dos superpoderes prevalecen actualmente por encima de todos los demás: la personalización y la intuición. Cuanto mejor pueda responder un hotel, una aplicación o una agencia de viajes a las necesidades y deseos de los usuarios, e idealmente, predecirlos, más probable es que obtengan un cliente leal.

Pero no es un hotel o una agencia de viajes quien ha está dando con la solución definitiva: es Google. El titán de la tecnología está aprovechando su inmensa inteligencia artificial y sus capacidades de machine learning para mejorar su oferta de viajes, que actualmente abarca desde la búsqueda de vuelos y hoteles hasta recomendaciones de actividades, guías de destinos y servicios de mapas.

Gillian Morris, fundadora de la aplicación de búsqueda de tarifas aéreas Hitlist, asegura que éste es un espacio en el que Google se encuentra en una posición única para tener éxito.: “una de las razones por las que es tan difícil innovar y dar experiencias satisfactorias en la industria del turismo es que las empresas rara vez saben nada de ti; no te conectas a Kayak o Expedia para que puedan aprender lo que te gusta”, explica. “La personalización es difícil cuando no se tiene una imagen clara del viajero. Pero Google tiene tanta información sólo a través de Gmail que en realidad puede ofrecer esa experiencia mágica de viaje”.

En los últimos meses, Google ha lanzado una serie de funciones y actualizaciones centradas en los viajes que ponen de relieve lo intuitiva que se ha vuelto su tecnología de Inteligencia Artificial.

No importa cuál sea la búsqueda que realice un usuario, Google está vigilando –y si utiliza un asistente de voz como Google Home, también puede estar escuchando–. Nuestras búsquedas, por poco importantes que puedan parecer, ofrecen excelentes pistas que le dicen a Google a dónde te interesaría ir a continuación.

Ahora, su motor está utilizando esas búsquedas para archivar “viajes potenciales”, carpetas con información sobre hoteles, restaurantes y actividades que un determinado usuario  ha investigado previamente en destinos específicos.

Google relaciona las búsquedas

Gracias a las asociaciones que Google tiene ya con empresas centradas en la gastronomía, como Zagat o Infatuation,  sabe mucho sobre los restaurantes y está constantemente encadenando patrones sobre lo que nos gusta, basado en los lugares los que hemos ido.

Su nueva herramienta, lanzado en mayo, combina toda su información para predecir cuánto nos puede gustar un determinado restaurante. Actualmente, la plataforma está restringida a restaurantes, pero potencialmente podría expandirse a otros establecimientos como los hoteles.

Notificaciones predictivas de retrasos de vuelo

Si utilizas una dirección de Gmail para confirmar tus reservas de vuelos, Google tiene una idea clara de cuándo y a dónde vas a viajar.

Dado que también tiene acceso a datos de la Autoridad Federal de Aviación, datos históricos del estado de los vuelos y datos de aeronaves geolocalizados, también puede informarle si esos planes están a punto de retrasarse.

Ofertas de viajes

La mayoría de los sitios web que venden billetes de avión hacen que sea una prioridad dirigir a los viajeros hacia ofertas empaquetadas cuyos precios de vuelos y hoteles están incluidos en el paquete. ¿Cómo puede el viajero saber si realmente está obteniendo un descuento?

La solución de Google: en algunos mercados, entre los que se encuentran actualmente Alemania y Estados Unidos, se ha puesto en marcha una función que destaca las ofertas de viajes en paquetes junto con precios a la carta.

De un vistazo, Google le dirá al usuario que un vuelo de Nueva York a Montreal ese fin de semana cuesta 239 euros ida y vuelta, y que un hotel de tres estrellas cuesta 409 euros por cuatro noches; en conjunto, cuesta 648 euros. Al hacer click en el precio, Google mostrará opciones adicionales en caso de que el viajero prefiera hoteles de mayor categoría o fechas diferentes.

Artículo original