Booking Holdings y Grab, la plataforma líder de servicios móviles y de transporte bajo demanda en el sudeste asiático, han anunciado una asociación estratégica.

Con dicho acuerdo, las marcas de Booking Holdings tendrán la capacidad de ofrecer servicios de transporte bajo demanda a través de sus aplicaciones, impulsadas por Grab, y los clientes de Grab podrán reservar alojamientos en todo el mundo impulsados por Booking.com y Agoda.

Además, Booking Holdings ha invertido 200 millones de dólares en Grab que ya ha recaudado más de 2.000 millones de dólares para su actual ronda de financiación y está en camino de recaudar más de 3.000 millones de dólares para finales de este año.

A través de esta colaboración,ambas compañías tienen como objetivo ampliar y simplificar las soluciones de viajes para los viajeros del sudeste asiático y de todo el mundo.

La asociación también permitirá a los usuarios de Grab reservar servicios relacionados con viajes a través de la aplicación y pagar utilizando la cartera digital líder de la región, GrabPay.

Grab quiere convertirse en la principal superaplicación diaria del sudeste asiático, ofreciendo servicios de mensajería, entrega de alimentos, entrega de paquetes y pagos digitales a millones de personas en la región.

Según ha declarado Ming Maa, presidente de Grab, “el mercado de viajes online en el sudeste asiático se triplicará para el año 2025 y vemos numerosas sinergias entre los viajes y el transporte que nos permitirán capitalizar esta gran oportunidad. Como líder mundial en viajes, la inversión de Booking en Grab es un voto de confianza en nuestra continua habilidad para ejecutar y expandirnos en diferentes verticales de O2O, y desplegarlos a través de las 235 ciudades en las que operamos”.

El camino inverso: Didi quiere vender hoteles

Por su parte, la aplicación de transporte compartido más grande de China, Didi, se está introduciendo en el negocio de las reservas hoteleras.

Según la revista de negocios china Caijing, R-Lab, la unidad a cargo de nuevo negocio para Didi se ha lanzado a la búsqueda de expandir la actividad de la compañía mucho más allá de los servicios de coches bajo demanda.

El laboratorio también ha sido responsable de incubar el negocio de entrega de alimentos de Didi, según Caijing.