La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha desvelado que las tendencias actuales del transporte aéreo sugieren que el número de pasajeros podría duplicarse hasta los 8.200 millones en 2037.

La última actualización de la Previsión de Pasajeros Aéreos a 20 Años de IATA, muestra que un cambio creciente hacia el Este en el centro de gravedad de la industria está detrás de este fuerte y continuo crecimiento.

Para las próximas dos décadas, la previsión considera una tasa de crecimiento anual compuesto (TCCA) del 3,5 por ciento, lo que supone duplicar el número de pasajeros con respecto a los niveles actuales.

La asociación advirtió, sin embargo, de que las perspectivas de crecimiento del transporte aéreo y los beneficios económicos derivados de la aviación podrían verse mermados si los gobiernos aplican medidas proteccionistas.

“La aviación está creciendo y eso está generando enormes beneficios para el mundo. La duplicación del número de pasajeros aéreos en los próximos 20 años podría generar 100 millones de puestos de trabajo. Hay dos cosas importantes que se destacan en el pronóstico de este año. En primer lugar, estamos asistiendo a una reorganización geográfica del tráfico aéreo mundial hacia el Este. Y en segundo lugar, prevemos un impacto negativo significativo en el crecimiento y los beneficios de la aviación si se implementan medidas proteccionistas duras y restrictivas”, ha explicado Alexandre de Juniac, director general de IATA.

Continúa el cambio hacia el Este

La región de Asia-Pacífico será la de mayor crecimiento, con más de la mitad del número total de nuevos pasajeros en los próximos 20 años procedentes de estos mercados.

La evolución en este mercado viene impulsada por una combinación de un crecimiento económico sólido y continuo, mejoras en los ingresos de los hogares y perfiles demográficos y de población favorables.

La TCCA del 3,5 por ciento hasta 2037 parte de la hipótesis de que el marco político no cambiará durante ese período.

Sin embargo, es probable que con el tiempo se produzcan cambios en las políticas. Si el proteccionismo continuara expandiéndose en un escenario de “globalización inversa”, la aviación seguiría creciendo, pero a un ritmo más lento y con menos beneficios económicos y sociales.

En un entorno liberalizado, la conectividad generaría significativamente más puestos de trabajo y crecimiento del PIB, según IATA.