Hace tan sólo seis meses TravelPerk, con sede en Barcelona, consiguió un paquete de inversión 18 millones de euros de la Serie B, gracias a su modelo de plataforma de software como servicio —SaaS—, diseñada para eliminar el tedio administrativo de la organización y el gasto de los viajes de trabajo.

Ayer TravelPerk anunció una serie C de 44 millones de dólares –unos 38 millones de euros– para seguir alimentando el crecimiento que la ha visto pasar de unos 20 clientes hace dos años a cerca de 1.500 en la actualidad. El negocio en sí no se fundó hasta principios de 2015.

Entre los inversores en la nueva ronda se encuentran el sueco Kinnevik, el multimillonario ruso Yuri Milner, fundador de DST Global, y Tom Stafford, también de DST. Entre los inversores anteriores se encuentran Target Global, Felix Capital, Spark Capital, Sunstone, LocalGlobe y Amplo.

Chris Bischoff, de Kinnevik, aseguró que “nos entusiasma invertir en TravelPerk, una empresa que encaja perfectamente en nuestra tesis de inversión: utilizar la tecnología para ofrecer a los clientes más y mejores opciones. Reservar viajes corporativos es innecesariamente largo y costoso en comparación con los viajes de ocio”.

Noticia original en TechCrunch