Expedia ha presentado una demanda contra Ryanair ante un tribunal estadounidense. Acusa a la aerolínea de intentar “destruir” la competencia aprovechando su posición de “monopolio” en algunas rutas.

Ryanair fue la primera en demandar a Expedia por, supuestamente, realizar screenscraping para obtener sus tarifas de la web de la aerolínea. No hace tanto tiempo, la compañía dirigida por Michael O’Leary mantuvo un litigio similar con eDreams.

Tal y como recoge The Irish Times, Ryanair alega que Expedia revende las tarifas de Ryanair sin permiso. El caso ha llevado a un nuevo nivel la larga cruzada de Ryanair contra los presuntos autores de screenscraping en Europa, llevando su lucha a un tribunal estadounidense por primera vez en lo que probablemente sea la mayor demanda comercial de la historia de la aerolínea.

Por su parte, Expedia ha acusado a Ryanair de intentar eliminar a su competencia por los paquetes vacacionales que incluyen vuelos, hoteles y coches de alquiler de Ryanair.

El gigante tecnológico estadounidense asegura que comenzó a revender los vuelos de Ryanair en 2013 sin objeciones por parte de la aerolínea, a menudo como parte de paquetes que también incluían coches de alquiler y hoteles.

Expedia alega que todo cambió en septiembre de 2016, cuando Michael O’Leary, director general de Ryanair, le dijo personalmente a un ejecutivo de Expedia “que Ryanair no aceptaría ningún acuerdo comercial en virtud del cual Expedia continuaría vendiendo paquetes de viaje que incluyeran vuelos de Ryanair”.

En diciembre de 2016 Ryanair lanzó una nueva marca, Ryanair Holidays, que vendía vuelos en el sitio web Ryanair.com como parte de un paquete de ofertas de coches y hoteles.