Prácticamente nadie la echará de menos, pero en cualquier caso Google cerrará Google Plus, o Google +, según gustos.

La red social de Google, su enésimo intento por triunfar donde otros como Facebook, Instagram o Snapchat lo conseguían con mayor facilidad, será pronto un recuerdo del pasado.

El detonante no ha sido su falta de interés entre los usuarios, que también, sino un fallo descubierto en marzo que podría haber dejado al descubierto información personal de hasta 500.000 personas.

El anuncio llegó en una entrada del blog del lunes, que marcó la primera descripción pública de Google sobre el problema de la privacidad.

Google evitó deliberadamente revelar el problema en ese momento, en parte para no sufrir el escrutinio regulatorio y dañar su reputación.

El fallo de Google Plus podría haber permitido que hasta 438 aplicaciones externas obtuvieran nombres de usuarios, direcciones de correo electrónico, ocupaciones, géneros y edades sin autorización. La empresa no encontró ninguna prueba de que la información personal afectada por la infracción de Plus se utilizara indebidamente, eso sí.

Google lanzó Google+ en 2011 como un desafío directo a Facebook. Fue una especie de sucesor de un esfuerzo social anterior llamado Buzz, que apenas recordamos ya.

Google+ ha evolucionado y mutado varias veces, pero nunca se ha consolidado realmente. Ha sufrido numerosos cambios y actualizaciones a lo largo de sus aproximadamente siete años de existencia. Sin embargo, nunca fue capaz de convertirse en una red social que rivalizara con Facebook, Instagram o incluso Pinterest.

Habrá una transición de diez meses y el cierre final tendrá lugar en agosto de 2019.