Una nueva edición de South Summit  tiene lugar esta semana en Madrid. Concretamente en el espacio La Nave, situado al sur de la ciudad.

Esta cita del ecosistema emprendedor sigue escribiéndose en clave de récord desde sus inicios.

En esta ocasión, cuenta con 150 fondos de inversión internacionales que suman una cartera superior a los 55.000 millones de dólares, lo que supone un 60 por ciento más que el pasado año.

Participan en el evento más de 3.500 startups que tienen la oportunidad de conectar con inversiones y corporaciones de todo el mundo con la finalidad de mejorar su competitividad a través de la innovación.

200 ponentes de reconocido prestigio internacional, más de mil reuniones concertadas y la visita de más de 12.500 personas completan los datos de esta edición.

Como no podía ser de otra forma, la primera jornada abordó, a lo largo de diversas mesas redondas, el futuro del turismo a través de la digitalización.

Natalia Bayona, directora de Innovación de la Organización Mundial del Turismo, fue la encargada de moderar una de dichas mesas. En su opinión, “viajar por todo el mundo en los últimos meses me ha hecho darme cuenta de la importancia del Big Data para los principales destinos. La tecnología está ayudando a crear nuevos empleos de mayor valor para el sector”.

En este sentido Gabriel Perdiguero, director de Transformación de Negocio en Iberia, señaló que “hay dos velocidades en el turismo: existe un turista digital, es indudable,  pero también hay un 50 por ciento de viajeros que contrata a través de un canal tradicional. Para ellos van a llegar muchas disrupciones y tendremos que adaptarnos, porque probablemente los seniors comiencen en algún punto a acceder a nuestros servicios a través de asistentes de voz”.

En su opinión, “la interacción humana sigue siendo el valor más importante: nosotros estamos en manos de nuestra tripulación en este sentido. Es algo que determina totalmente la experiencia, independientemente de la tecnología”.

Las barreras al emprendimiento

Katja Bohnet, Head of Hotel Providers de Amadeus, moderó una mesa sobre la importancia de las startups en el ecosistema empresarial del turismo y los retos a los que se enfrentan para poner en marcha y expandir sus ideas de negocio a escala global. 

Emilio Galán, CTO y Co-fundador de Beonprice, explicó que para una empresa lo más importante es demostrar que su modelo de negocio funciona y es escalable. “Esta prioridad supera a la consecución rápida de beneficios”.

Además, en el caso de Beonprice, “hemos vivido un buen momento para aprovechar el apoyo de las administraciones, pero también es cierto que para nuestra expansión global vamos a necesitar la financiación de inversores internacionales”.

Por su parte Alex Gisbert, CEO de FastPayHotels, lamentó que en Europa la actitud sea muy escéptica con respecto de las startups, algo que no sucede en el mercado norteamericano: “cualquier ayuda es buena pero hay que tener en cuenta el valor del inversor, la relación que se genera con él. Cuanto más nos acercamos a España, adquiere un mayor valor la palabra “beneficios”. En otros entornos tratan de mirar el ritmo de crecimiento porque saben que el beneficio terminará por llegar”.