Ofrecer a los agentes de viajes las mejores soluciones a sus consultas y demandas es una de las claves para que la cadena de valor funcione. Solo de este modo el cliente final podrá disfrutar de un servicio turístico de calidad.

TUI cree en ello y acaba de celebrar unas jornadas especiales con el objetivo de fortalecer las competencias emocionales de su equipo para ofrecer una experiencia diferencial.

Sitel Group, empresa especializada en externalización de experiencia de cliente, ha sido el partner para el desarrollo de esta iniciativa. Una consultoría de experiencia en entornos B2B bajo la metodología “Lean Agile” basado en el modelo de Calidad 4.0 de la compañía y centralizado en la creación de unas zonas de entrenamiento como marcos colaborativos de aprendizaje.

El proyecto ofrece un punto diferenciador respecto a la competencia. “Como empresa somos conscientes de la importancia de dar un servicio de calidad a nuestros clientes. Somos una parte significativa en el desarrollo de la actividad turística, por eso creemos que estar cerca de las agencias es clave”, señala Eduard Bogatyr, director general de TUI en España.

Balance positivo

La mayorista ha apostado por esta formación interna y el 70 por ciento de los empleados ha participado en estas sesiones. Concretamente, personal de producto, booking, atención al cliente y comercial.

Las jornadas, divididas en varios días con grupos de trabajo reducidos, se han apoyado en modelos de pensamiento constructivo, microaprendizaje, educación mediante el entretenimiento y herramientas digitales de gamificación.

Un dato relevante, que justifica la formación y la satisfacción de los empleados, es la alta valoración de los participantes con un índice de recomendación del 90 por ciento.