Según una información publicada en Travolution, la autoridad australiana de defensa de la competencia quiere llevar a juicio al metabuscador Trivago por una supuesta violación de la ley del consumidor.

La Comisión Australiana para la Competencia y el Consumidor (ACCC, por sus siglas en inglés) inició la semana pasada un proceso ante el Tribunal Federal acusando a Trivago de “imágenes engañosas sobre precios hoteleros” en la publicidad televisiva y online.

La ACCC alega que Trivago se presenta como “un servicio de comparación de precios imparcial y objetivo” cuando “en realidad da prioridad a los anunciantes dispuestos a pagar el mayor coste por click”.

Sostiene que Trivago “crea la impresión” de que ofrece a los consumidores la mejor oferta cuando “en muchos casos el precio destacado no era el más barato disponible”.

El presidente de ACCC, Rod Sims, explica que “los consumidores pueden haberse formado la impresión incorrecta de que las ofertas destacadas de Trivago eran el mejor precio que podían obtener en un hotel en particular, cuando ese no era el caso”.

La ACCC también argumenta que las comparaciones de precios online de Trivago eran falsas o engañosas, a menudo comparando una oferta para una habitación estándar con una habitación de lujo en el mismo hotel.

“Nos preocupa que las plataformas transmitan la impresión de que sus servicios están diseñados para beneficiar a los consumidores, cuando los listados se basan en qué proveedor paga más a la plataforma”, explica Sims.

La ACCC señaló que Trivago dejó de emitir anuncios de televisión con imágenes de precios en abril de este año, pero dichos anuncios ya habían sido publicados más de 400.000 veces.