Con la previsión de la llegada de 30,4 millones de turistas este verano, según la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, España ha logrado la segunda posición como país con mayor número de turistas internacionales. Pero ¿qué ocurre con el turismo nacional? Según datos de Statista, los viajeros españoles realizaron en 2017 alrededor de 25 millones de viajes durante las vacaciones de verano.

En este sentido, los destinos más buscados de este verano por los viajeros españoles han sido Menorca, Gandía y Mallorca. Así lo demuestra el análisis de las tendencias de las vacaciones del verano 2018 elaborado por HomeToGo, buscador de alojamientos vacacionales.

Para estos destinos, las casas de vacaciones han sido el alojamiento preferido por el 25,2% de los viajeros, seguido por los apartamentos (24%) y las casas rurales (17,4%). La piscina ha sido, como era de esperar, uno de los filtros más populares entre turistas españoles. En concreto, uno de cada tres turistas (35%) ha buscado alojamientos de vacaciones con piscina. Además, los resultados demuestran que a los españoles les gusta viajar con su mascota, tal es así que el 32% de los usuarios buscaron alojamientos aptos para mascotas.

En cuanto al momento de reservar las vacaciones, los españoles deciden más rápido y los austríacos planean mejor. Mientras que un austríaco ha necesitado de media unos 106 días (casi cuatro meses) para planear sus vacaciones, los españoles han reservado su estancia con unos dos meses y medio de antelación (70 días), dos meses más que un austríaco.

En comparación con otros turistas europeos, los españoles han pagado de media 128 €/noche por el alojamiento, 15 € menos que los suizos (143 €/noche) y casi 40 € más que los polacos (86 €/noche).

Por último, en cuanto a la duración de la estancia, los españoles han disfrutado de 6,6 noches consecutivas fuera de casa. Una estancia algo superior a la de los polacos (6,1 noches), pero algo inferior a la de nuestros vecinos italianos (8,1 noches) que son los europeos que disfrutan de las vacaciones estivales más largas.