Esa es la pregunta que se realiza un artículo publicado en Telegraph, a raíz del anuncio de Instagram según el cual la plataforma incorporará nuevas posibilidades de eCommerce sin salir de su aplicación.

Esto significa que los usuarios podrán comprar  determinados productos, reservar mesa en un restaurante o, en el futuro, un viaje sin salir de Instagram, una de las redes sociales que está demostrando una mayor capacidad para inspirar viajes.

La compañía, propiedad de Facebook, ha llegado a recientes acuerdos con empresas como Eventbrite, OpenTable, SevenRooms y Yelp.

Otra empresa propiedad de Facebook, en este caso WhatsApp, parece menos adaptada a este tipo de soluciones dado su perfil de aplicación de mensajería, pero empresas como la española Correyvuela ya han desarrollado aplicaciones de chat bot y blockchain basadas en WhatsApp que permiten reservar un viaje dentro de la aplicación.

Las cuentas comerciales en Instagram podrán así agregar un botón de acción en su página de perfil, llevando a los usuarios a una página de reserva sin salir de la plataforma.

Las empresas turísticas son, en realidad, las más populares en Instagram. Booking.com tiene 553,000 seguidores, mientras que TripAdvisor tiene 1,4 millones, y sus publicaciones son una poderosa moneda de cambio. Las imágenes de destinos, hoteles o restaurantes frecuentemente reciben decenas de miles de interacciones a través de la plataforma.

Mientras que la incorporación del botón de acción está todavía en sus inicios, los usuarios pueden ya verlo en acción en páginas como HomeState, un restaurante en Texas que ahora tiene un botón de “Realizar pedido”.

El alcance de los hoteles, compañías de vuelo y operadores turísticos para agregar dichos botones a sus páginas agilizará el proceso de reserva de viajes en el futuro.