Indra ha desarrollado una avanzada solución que permite a los destinos turísticos gestionar y operar, de forma centralizada y en tiempo real, distintos servicio con el fin de anticiparse a los impactos que producen sobre los mismos los incrementos de población provocados por la afluencia de visitantes y turistas.

El director global de Smart Cities de Indra, Alberto Bernal, ha puesto en valor los beneficios de la solución durante su participación en la mesa redonda sobre “Plataformas Inteligentes para el Turismo”, que ha tenido lugar en el marco de Greencities, el Foro de Inteligencia y Sosteniblidad Urbana celebrado en Málaga.

Smart Destination Manager (SDM) proporciona una respuesta específica a las ciudades para que puedan adaptar servicios como la gestión de residuos, seguridad o transporte público, gracias a su integración con City Landscape Manager, el gestor inteligente de la ciudad desarrollado por la compañía, que ya está operando en ciudades como Logroño. Asimismo, incorpora otros servicios, como la gestión inteligente del patrimonio histórico o la promoción del destino turístico mediante la interacción digital con los visitantes para detectar patrones de comportamiento y gasto para adaptar la oferta.

“Se trata de una solución integral de turismo inteligente que proporciona una notable mejora de la gestión de los servicios de la ciudad y de la experiencia del turista. Por un lado, permite predecir la afluencia turística para adaptar con agilidad los servicios, tanto públicos como de los locales o comercios, respondiendo así a uno de los principales retos del sector, que es la estacionalidad. Por otro, facilita la creación de ofertas personalizadas”, afirma Alberto Bernal. “La combinación de ambas capacidades repercute muy positivamente en el posicionamiento de las ciudades como destinos turísticos así como en el empleo y economía locales”, añade.

bigstock-Futuristic-Night-City-Traffic-89710640.jpg

Smart Destination Manager dispone de capacidades analíticas y de simulación, que permiten realizar predicciones sobre lo que va a ocurrir a partir de la reproducción de procedimientos de actuación utilizados en situaciones o eventos similares del pasado que han quedado registrados en el sistema. “SDM posibilita generar servicios públicos cada vez más adaptados a las necesidades del turista –explica el director de Smart Cities de Indra- Por ejemplo, ante la organización de un concierto, es posible comprobar la ubicación y el número de los dispositivos de seguridad utilizados en una ocasión anterior y simular cambios para evitar las aglomeraciones del pasado”.

Otro importante beneficio es la adaptación de los servicios de recogida selectiva de residuos al incremento de la población con motivo, por ejemplo, de la celebración de las fiestas locales o en función de la afluencia a las playas. La herramienta cruza datos del número de contenedores, frecuencia y rutas de otros con los de otros servicios, como eventos, emergencias o meteorología, para prever los recursos necesarios.

SDM también presta soporte a los gestores municipales locales para diseñar planes de eficiencia que les permitan anticiparse al incremento en la demanda del consumo de servicios, como agua o energía, y reducir su impacto en la factura energética de alumbrado y edificios públicos.

El turista, una valiosa fuente de información

Por otro lado, la solución de Indra permite obtener la percepción del turista, como si de un sensor más se tratase, categorizando sus opiniones en distintos canales como redes sociales, portales o CRM mediante capacidades analíticas y tecnologías IoT y Machine Learning, que servirán como base para mejorar los servicios y su experiencia en el destino.

La solución pone a disposición del turista un portal que le permite tener al alcance de su mano y con suficiente antelación toda la información práctica de la ciudad (agenda cultural, meteorología, medioambiente, tráfico, etc.). Incluye, asimismo, ofertas y promociones así como una herramienta de comunicación bidireccional con la administración local.

iStock-508511756-1.jpg

Los visitantes pueden, por ejemplo, recibir directamente en su móvil información sobre espectáculos o restaurantes en función de sus preferencias. Ello es posible gracias a la integración y procesamiento de datos procedentes de las experiencias previas de otros visitantes y de las interacciones del propio turista, que permite generar recomendaciones en función de una interpretación del “contexto”. Constituye, asimismo, una opción muy interesante para promocionar emplazamientos turísticos poco conocidos en función de los gustos de los visitantes y así descongestionar los monumentos más conocidos.

El uso de apps móviles conectadas a la solución también proporciona información sobre las mejores rutas y alternativas de transporte público para asistir a un evento o visitar un monumento así como datos de la afluencia a lugares de interés a fin de ayudar al visitante a elegir el mejor horario. Otro servicio es la realidad aumentada, que ofrece, por ejemplo, información histórica sobre el lugar que se está visitando o permite ver el aspecto de los platos del restaurante más cercano.

Por último, la solución facilita el diseño de planes de mantenimiento más ajustados del patrimonio histórico gracias a sistemas basado en redes de sensores que permiten el control en tiempo real de la seguridad, la eficiencia energética o la gestión de las instalaciones.