Pronosticar el futuro es cada vez más complicado, por muchos motivos. La tecnología avanza a una velocidad exponencial y cada vez son más diversas las fuentes que proponen distintas tecnologías como aquellas que serán capaces de cambiar nuestro mundo y, por supuesto, la industria turística.

En esta ocasión, un nuevo informe de Sabre Labs considera que la automatización de los procesos, la búsqueda de la autenticidad y, por supuesto, blockchain, son tres tendencias emergentes e imparables que tendrán un impacto irreversible en la industria de los viajes y el alojamiento.

Según el estudio, que se puede descargar de forma gratuita, Sabre ha elegido estas tres tendencias ya que, entrelazadas, permiten hablar de una gama mucho más amplia de tecnologías relacionadas con estos tres grandes bloques.

Para Sabre, la automatización de procesos ha sido la tendencia más difícil de analizar. Fue tentador destacar la inteligencia artificial dentro de esta tendencia, “pero decidimos que la IA es más que una tendencia: se ha convertido en una parte esencial de los antecedentes del entorno digital. Enmarcar la discusión sobre la automatización nos da una forma de ver los efectos de la IA como parte de la historia más amplia del crecimiento y desarrollo tecnológico”.

La autenticidad es más difícil de cuantificar, pero su ambigüedad no la hace menos importante en el ecosistema de viajes. El anhelo actual de autenticidad tiene patrones históricos y es una respuesta esperada a un mundo en rápida globalización y automatización.

En medio de la incertidumbre, las personas anhelan la sensación de que algo es real, auténtico, concreto. El progreso tecnológico es una parte importante del ímpetu de la autenticidad como una necesidad.

En cuanto a blockchain, Sabre también coincide en que será la tecnología que afecte de un modo más radical a todos los procesos relacionados con la industria turística. Es algo contradictorio y realmente frustrante que este sea el caso, cuando se trata de una tecnología cuya definición, incluso cuya existencia, escapa al ciudadano de a pie.

Para Sabre, “Es un concepto monstruoso en su tamaño, audaz en ambición, revolucionario en teoría y naciente en la práctica, rodeado de más confusión y malentendidos que cualquier otra tecnología que podamos recordar”.

Captura-de-pantalla-2018-04-09-a-las-7.15.19.png

La intersección de la tecnología y los viajes se vuelve cada vez más compleja y, al mismo tiempo, nuestra capacidad de atención se acorta cada vez más.

Por eso, la propia compañía que ha elaborado el informe no confía en que los usuarios lean el estudio de principio a fin, pero sí confía en inspirar a los profesionales del sector sobre las tres tendencias que considera claves en el futuro de los viajes.