La respuesta es abrumadora: más que cualquier otro tipo de producto de viaje, incluidos vuelos, hoteles, alojamientos privados, alquiler de coches o cruceros.

Según un informe de Phocuswright, el 80 por ciento de los viajeros estadounidenses participaron en algún tipo de viaje, actividad, evento o atracción en su último viaje de placer.

Comparativamente, sólo el 42% voló, el 65% se alojó en un hotel, el 15% reservó algún tipo de alojamiento privado y el 21% reservó un coche de alquiler. La participación en tours y actividades es incluso mayor para los viajeros más jóvenes (86 por ciento para las personas de entre 18 y 34 años), así como para los viajeros internacionales y los viajeros de placer que también viajaron por negocios (89 por ciento para ambos grupos).

Las visitas de un día y las visitas turísticas son las más populares, especialmente para los millennials (50% participaron en una excursión o experiencia de turismo).

Aproximadamente el 30 por ciento de los viajeros visitó un museo, una atracción cultural o participó en una actividad al aire libre.