Las marcas de viajes ya no dependen tanto de la publicidad en televisión para llegar a consumidores ávidos de vacaciones. Ahora, con un increíble 97 por ciento de los millennials publicando fotos o videos de sus viajes en redes sociales, internet es un verdadero tesoro para la inspiración.

Un artículo publicado en eConsultancy recoge seis ejemplos de buenas prácticas en redes sociales y plataformas de vídeo puestas en marcha por algunas de las marcas turísticas más reconocidas:

Booking.com y YouTube

El 50 por ciento de los viajeros consulta vídeos en internet antes de reservar unas vacaciones, principalmente para tomar decisiones sobre dónde ir, así como para buscar alojamiento y actividades.

Booking.com lo hace particularmente bien en YouTube, creando una serie de guías de viaje locales sobre lugares populares como Lisboa, Barcelona y Ámsterdam.

Soho House e Instagram

Las marcas hoteleras se están volviendo particularmente expertas en el uso de las redes sociales para aumentar la conciencia de marca y ampliar su alcance.

Con 313,000 seguidores, Soho House ha construido una comunidad impresionante en su canal de Instagram, que está poblado de impresionantes imágenes de lifestyle.

soho_house

Lonely Planet y Pinterest

Mientras que las personas en Instagram prefieren disfrutar con imágenes de viajes, los usuarios de Pinterest son, según distintos informes, más proactivos, con un promedio de 2 millones de viajes relacionados con viajes que tienen lugar en la plataforma cada día.

A pesar de esto, no hay muchas marcas que aprovechen la oportunidad para crear contenido personalizado para la plataforma. Una de las que sí lo hace es Lonely Planet, que ha acumulado una amplia selección de tableros en la red social. Desde “Bienestar y viajes” hasta “Gustos de Tailandia”, su objetivo es atraer a los usuarios en función de intereses específicos.

lonely_planet

KLM y LinkedIn

Según una encuesta realizada por MRI, los usuarios de LinkedIn de entre 18 y 44 años tienen más del doble de probabilidades de unirse a planes de fidelización y recompensas de vuelos y hoteles en comparación con los usuarios de otras redes sociales. Además, también tienen el doble de posibilidades de viajar internacionalmente y es más probable que muestren lealtad hacia las marcas.

Esto podría sorprender a muchos, pero algunas marcas de viajes han estado interesadas en capitalizar el poder de LinkedIn desde hace tiempo. En 2014, KLM Airlines fue una de las primeras marcas en ofrecer un servicio 24/7 a través de LinkedIn, permitiendo a los usuarios contactar a la marca a través de la plataforma social.

KLM

Delta Airlines y Twitter

Las marcas de viajes utilizan a menudo Twitter como canal de servicio al cliente, y dichas compañías, según distintos estudios, observan un marcado aumento en la satisfacción del cliente gracias a respuestas oportunas y relevantes.

Sin embargo, Twitter también se puede utilizar como una herramienta efectiva para la creación de marca, especialmente cuando se trata de competencia entre compañías.

Delta Airlines es una aerolínea que ha puesto en marcha ambas estrategias en el pasado, utilizando su cuenta de Twitter para brindar atención al cliente, así como para generar controversia cuando es necesario. Por ejemplo, cuando a un pasajero de United Airlines se le negó el embarque un avión porque estaba usando mallas, Delta respondió con una réplica sobre el tema.

Aer Lingus y Snapchat

Snapchat no es el canal más obvio para las marcas de viajes, y seguramente las marcas de viajes se encuentren más seguras en Instagram, pero para las marcas que desean dar más información sobre la cultura de su compañía, Snapchat Stories puede ser muy eficaz. Además, también es ideal para apuntar a la base de usuarios jóvenes y altamente comprometidos de dicha plataforma.

Aer Lingus es una marca que utiiza Snapchat de esta manera, publicando contenido sobre cómo es trabajar para la compañía. Sus historias a menudo proporcionan información sobre vuelos y eventos de la compañía.