Ostelea, School of Tourism & Hospitality ha presentado el informe “Turismo gastronómico y enoturismo en España: gasto, distribución y perfiles”, elaborado por Pablo Díaz, miembro del Grupo de Investigación Interdisciplinar GRIT-Ostelea.

El turismo gastronómico es reconocido como uno de los segmentos emergentes más importantes en el sector turístico. El viaje, la producción, la degustación y la cultura se unen en una modalidad de viaje en auge, identificada como una importante tendencia del mercado.

Recorrer un paisaje vitivinícola, visitar bodegas, aprendiendo su cultura mientras se catan vinos y se prueban los alimentos típicos de la zona, pudiendo incluir actividades terapéuticas, deportivas o de relax, se ha convertido en una forma de viajar con una demanda cada vez más en alza.

Según un reciente estudio realizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), la oferta cultural, la naturaleza y la gastronomía, aspectos intrínsecamente vinculados, son, por ese orden, los motivos principales que llevan a los turistas a visitar un destino (OMT, 2017).

Captura-de-pantalla-2018-01-31-a-las-7.36.28.png

El presente estudio analiza y contrasta diversas informaciones y fuentes, y en base a esa información, España se muestra como un destino líder en el sector, posicionándose entre los países más representativos de la guía de los mejores restaurantes mundiales.

Contexto internacional

España es el quinto país del mundo con más estrellas Michelin, con un total de 174. Habiendo ganado 5 estrellas a lo largo de 2016 (dos en la categoría de dos estrellas y tres en la de tres), se mantiene un año más en la quinta posición, encabezando el ranking Japón.

Captura de pantalla 2018-01-31 a las 7.36.09

Cataluña es la Comunidad Autónoma con más estrellas Michelin. Cuenta con un total de 54 estrellas. Junto con el País Vasco y Madrid ostentan más de la mitad de las estrellas del país.

España posee la mayor superficie mundial de viñedo. Siguiendo a Francia, ocupa el tercer lugar en la lista de los países con mayor producción de vino, a pesar de la pérdida de un -15% respecto a la cosecha de 2016.

En España, cerca del 15% de las visitas a España durante 2016 estuvieron motivadas por la gastronomía. Una tendencia de claro crecimiento respecto al 11,8% de 2013 y el 12,7% de 2014.

Captura-de-pantalla-2018-01-31-a-las-7.36.20.png

La valoración de la gastronomía nacional por los turistas que visitan España se encuentra al más alto nivel. El índice de satisfacción global del turista enológico es de 8,29 sobre 10. La valoración del turista gastronómico general es superior al del turista no gastronómico, con una puntuación de 8,8 sobre el global de su visita y mostrándose en alza respecto a los años anteriores.

Los niveles de satisfacción general del turista gastronómico muestran una tendencia favorable, habiendo crecido un 3,50% respecto al año anterior.