Airbnb ha reinventado el concepto de alojamiento y ha creado un nuevo nicho en la industria de los viajes, más allá de todas las complicaciones y ajustes legales que la compañía ha vivido desde su fundación.

La compañía de San Francisco afronta ahora un año clave, con su expansión en nuevos modelos de negocio, los informes de beneficios y una más que probable salida a bolsa en 2018.

Esa expansión apunta a los viajeros de lujo y de negocios, y coloca a la compañía en dura competencia contra Priceline, Expedia y otros. Su éxito dependerá de su capacidad para competir con estos gigantes al tiempo que conserva su identidad.

Un completo informe elaborado por CB Insights ha recogido todos los datos sobre su estructura como empresa, sus inversiones y la evolución de su valoración de cara a esta posible salida a bolsa.

Desde su fundación en 2008, Airbnb ha pasado de ser una pequeña empresa emergente que permitía a los usuarios alquilar sus habitaciones aobrantes a ser un actor global en viajes internacionales y alojamiento

Ahora, cuando pone su mira en una oferta pública inicial de acciones, está evolucionando de una plataforma de uso compartido a una compañía de servicios de viaje en todo su conjunto, desafiando a operadores establecidos como Expedia y Priceline.

Al mismo tiempo ha entrado en el negocio de los inmuebles, con la gestión de propiedades cada vez más grandes y complejas y la construcción de sus propios establecimientos.

Al mismo tiempo, se está expandiendo internacionalmente, con ciertos mercados en Asia emergiendo como un área clave de crecimiento.

Captura de pantalla 2018-01-08 a las 6.51.54

Las agencias de viajes online como Priceline y Expedia, que poseen una gran cantidad de plataformas de reserva de viajes, ya han agregado características que las hacen más competitivas con Airbnb. Tienen enormes recursos de marketing online para capturar a los viajeros en la fase de comparación y no han dudado por incorporar el alquiler vacacional a sus plataformas para aguantar el empuje de Airbnb.

Captura-de-pantalla-2018-01-08-a-las-6.52.31.png

Así como Airbnb ha tratado de distinguirse desde sus comienzos como una alternativa a la experiencia del hotel, tendrá que hacer lo mismo contra los principales actores de viajes online.

Además, la empresa enfrenta desafíos regulatorios impulsados por la industria hotelera. En algunos casos, el lobby del hotel ha presionado con éxito a los gobiernos locales para que regulen el subarrendamiento a corto plazo.

Paradójicamente, esto supone mejorar la confianza y la seguridad asociadas con sus propios recursos, ya que uno de los objetivos de la compañía es hacer que los usuarios vean cada vez con más naturalidad la posibilidad de alquilar un espacio en su propia casa.

En cuanto a su valoración financiera, a diferencia de Uber, la única empresa privada en Estados Unidos valorada por encima de Airbnb, la compañía ha tenido un liderazgo relativamente estable, con la mayoría de sus altos ejecutivos en sus puestos durante al menos dos años, al tiempo que ha realizado contrataciones legales efectivas que le han ayudado a sortear los desafíos regulatorios a los que se enfrenta en todo el mundo.

Captura-de-pantalla-2018-01-08-a-las-6.52.16.png

Descarga el informe completo (gratuito y sin registro previo)