El 63% de los viajeros de negocios afirma que las empresas actualmente realizan un control de los presupuestos y de los gastos de viaje más exhaustivo que hace años. No obstante, las preferencias de los viajeros de negocios están cambiando: reclaman más flexibilidad, obtener más control sobre la gestión de sus viajes e, incluso, poder personalizarlos. Por este motivo, consideran que las empresas deberían adaptarse a los cambios y mostrar una actitud más flexible en su manera de gestionar y promover los viajes de empresa.

Según un estudio reciente de Booking.com Business, más de la mitad (54%) de los viajeros de negocios quiere disponer de más libertad sobre la gestión de sus viajes. Asimismo, más de 6 de cada 10 (62%) prefiere reservar sus viajes por sí mismos.

Con la popularización de las herramientas de gestión y las reservas online de viajes, además de las apps para dispositivos móviles, los profesionales que viajan por trabajo reclaman la misma facilidad, variedad y flexibilidad que tienen al reservar sus viajes de ocio.

Quienes viajan por trabajo son muy conscientes del impacto que la tecnología tiene en este tipo de viajes. El 66% considera que las nuevas tecnologías y los gadgets facilitan la personalización de los viajes e incrementan su efectividad.

Sin embargo, los empleados también quieren sacar el máximo partido a cada uno de sus viajes, tanto a nivel de productividad como de crecimiento personal: desean inspirarse, desarrollar habilidades e incluso entender mejor otras culturas.

Para conseguirlo, los empleados están cambiando su comportamiento, bien utilizando sus propios recursos económicos o colaborando con otros compañeros: priorizan la elección del alojamiento u optimizan el gasto que hacen en el lugar en el que se quedarán.