A pesar del innegable crecimiento de OTAs y metabuscadores, de distintas aplicaciones móviles y de otras nuevas herramientas digitales de reserva, una encuesta reciente realizada a viajeros estadounidenses descubrió que la mayoría “todavía depende en gran medida de los consejos de los profesionales de viajes”, según ha revelado la Travelport, que es la compañía que realizó la encuesta.

Tal y como refleja este artículo publicado por Travel Market Report, los resultados del estudio fueron discutidos durante la última edición de la conferencia de Phocuswright, un encuentro en el que participaron altos ejecutivos de Expedia, Priceline, TripAdvisor, Trivago y la división de viajes de Google.

Travelport, que puso en marcha encuestas en más de una docena de países para obtener una imagen completa de cómo se sienten los consumidores sobre los servicios de viajes digitales, descubrió una abrumadora aceptación de estas herramientas en otras partes del mundo, con China e India como las más dependientes digitalmente. Al mismo tiempo, descubrió que los viajeros estadounidenses son más reacios a ceder todo el proceso a las máquinas.

La encuesta indica que los agentes de viajes todavía son utilizados por el 72 por ciento de los viajeros de Estados Unidos, independientemente de otras tecnologías que puedan tener al alcance de la mano.

Paul English, fundador de Kayak y actual CEO de Lola, está desarrollando híbridos que combinan los beneficios de utilizar agentes de viajes tradicionales con funciones de autoservicio impulsadas por la inteligencia artificial. De hecho, la app de Lola cuenta con quince agentes de viajes reales que reciben ayuda del algoritmo de Lola, una herramienta que aprende las preferencias de los viajeros y puede reducir rápidamente las opciones según el historial de reservas del cliente.

¿Y Google?

Como es habitual, el gigante tecnológico ha negado en repetidas ocasiones los rumores de que planea convertirse en una OTA e insiste en que, en cambio, se está enfocando en productos como su aplicación Google Trips, una herramienta de organización de viajes.

Pero ahora que Google lidera las búsquedas de viajes, es normal que se especule sobre la posibilidad de que la compañía dé el salto y compita contra los que son, en la práctica dos de sus grandes valedores en publicidad pagada en Google: Priceline y Expedia.

Durante la misma conferencia de Phocuswright, el principal ejecutivo de viajes de Google, Oliver Heckmann, reiteró que a la compañía le está yendo bien con su actual línea de productos de viajes, citando el reciente rediseño de su interfaz de escritorio para Google Flights.

Cuando se le preguntó por qué no debería haber solo una aplicación de viaje que pueda realizar todas las funciones, Heckmann respondió “es difícil imaginar que podría haber una sola aplicación que haría todo”, señalando que los viajeros realizan una gran variedad de búsquedas y no todas pertenecen a la categoría de viajes. “De hecho, ya tenemos esa aplicación, se llama Google Search”, aseguró.