Las nuevas tecnologías a menudo facilitan la vida a los consumidores, y en la última década, los smartphones han sido uno de los dispositivos más populares para agilizar nuestras actividades cotidianas.

Para viajar, los consumidores han adoptado y usado sus teléfonos para comprar y reservar viajes,consultar mapas en el destino y mucho más. Pero, ¿qué será lo siguiente? ¿Aparecerán los chatbots y los asistentes de voz en casa como herramientas primordiales que ayudarán a los usuarios a planificar y ejecutar sus viajes?

Por el momento, los consumidores no se muestran ansiosos por adoptar servicios basados en chat para ayudar con las tareas de viaje. Sin embargo, tanto en Estados Unidos como en Europa, existe un enorme potencial para estos servicios, particularmente para el servicio al cliente y las actividades relacionadas con las compras.

Los viajeros norteamericanos muestran una gran disposición a utilizar servicios de texto o chat para ponerse en contacto con la recepción de un hotel o interactuar con el servicio al cliente.

Mientras, los europeos se muestran relativamente cautelosos con esta tecnología y se sienten más cómodos usando la funcionalidad de texto o chat para comparar y seleccionar productos.

Por ahora, la disposición de los viajeros a usar mensajes de texto o aplicaciones de mensajería basadas en chats depende en gran medida de la acción o de la tarea a realizar, pero la tecnología está evolucionando rápidamente y ganará tracción con el tiempo.

Tanto la mensajería basada en chat como las asistentes de voz son tecnologías dinámicas orientadas al consumidor; ambas deben ser seguidas de cerca en los próximos años para evaluar su impacto en el comportamiento del viajero y su adopción a lo largo del ciclo de vida de los viajes.

Artículo original en Phocuswright.