Daniel Polo, SocialTur

El motor de reservas es la herramienta principal para convertir las visitas en ventas en la página web del hotel. Es por ello que es de vital importancia tenerlo bien actualizado y mostrarlo de la forma correcta al usuario para no perder la reserva. De poco vale gastarse mucho dinero en diseño o posicionamiento si luego todo ese tráfico que conseguimos no somos capaces de convertirlo en ventas efectivas.

A continuación os voy a dar algunos consejos sobre cómo mostrar el motor de reservas de una forma adecuada en la página web del hotel.

El primero y más básico es que esté bien visible. Insertarlo en la imagen de cada uno de los apartados o ponerlo flotante (que acompañe al usuario mientras navega por la web) son las dos mejores opciones para asegurarnos que, mientras que el cliente navega en busca de información, nunca pierda la referencia y siempre tenga a mano el motor para el momento en el que quiera reservar.

Motor insertado en la imagen

Insertar el motor en la imagen principal de cada apartado suele funcionar muy bien pero aquí es importante recalcar que debe de estar integrado y al unísono con los colores que se usen en la web, no que parezca pegado y corte media imagen, porque entonces estamos rompiendo la estética de la página.

Todas las acciones en las que se quiera vender algo tienen que tener un link que redirija al motor. Por ejemplo, si el hotel hace un paquete especial para Nochevieja, en esa misma página donde explicamos en qué consiste dicho paquete tiene que haber un botón incitando a la acción del tipo “Reserva ahora y vive una Nochevieja inolvidable” que lleve directamente al motor.

En todas las partes de la web hay un motivo para insertar el motor, por lo que no hay que tener miedo de mostrarlo muchas veces. Mientras el motor no sea intrusivo e impida la navegación, la lectura de los contenidos o la visión de las fotos, se puede y se debe mostrar. En el apartado de habitaciones, en el de paquetes o incluso en los contenidos sobre qué hacer en los alrededores. Si estáis explicando por ejemplo que hay una bodega recomendable para visitar y tenéis un paquete con visita a esa bodega, no dudéis en aprovechar y ofrecer ese paquete redirigiendo al motor.

El motor debe ser de calidad y el pago debe ser seguro. Esto sin duda es algo importantísimo. Si es complicado reservar, si algo no queda claro o si el motor no ofrece garantías y confianza a la hora de meter el número de tarjeta, el cliente no va a reservar. No hay que olvidarse de que estamos compitiendo con las OTAs, que disponen de una tecnología puntera en continua evolución y están constantemente buscando estrategias para aumentar su conversión. Por suerte, hoy en día, hay mucha oferta de motores de reservas de calidad a precios perfectamente asumibles por cualquier hotel.

Un banner de mejor precio garantizado siempre es una garantía para el cliente de que no tiene que ir a buscar en más sitios porque el mejor precio está en la web del hotel. Por supuesto luego tiene que ser así, si no es el mejor precio por lo menos que sea igual que en cualquier otra OTA, aunque debería ser el mejor precio. Otro tema interesante para tratar en otro artículo sería como diferenciarse de las OTAs a través del producto sin la necesidad de romper la paridad.

Adaptar el motor de reservas a los dispositivos móviles debe ser una prioridad. Hoy en día ya no es una opción el ofrecer la posibilidad de reservar a través del móvil, o lo haces o te reduces la posibilidad de ventas a la mitad, ya que el tráfico a través de dispositivos móviles en la mayoría de las páginas web representa cerca de un 50% o incluso lo supera en muchos casos.

En resumen, mostrar de forma correcta el motor de reservas en la página web del hotel marca la diferencia entre dos tipos de web: web informativas o webs enfocadas a la venta. En las webs informativas los clientes se informan y se van a reservar a otro sitio, lo cual es una pena porque de alguna manera hemos regalado una comisión de un 15-25%, que a final de año es mucho dinero. En las webs enfocadas a venta los clientes hacen la reserva de forma directa, porque aparte de encontrar la información tienen garantías y facilidades para reservar, con lo que esto supone en rentabilidad, imagen de marca, independencia y fidelización del cliente.

Responsable de la comercialización online en SocialTur, especialistas en fomentar la venta directa y aumentar la rentabilidad en hoteles independientes.