Los viajes por trabajo han cambiado, y mucho. Lejos queda la imagen del ejecutivo trajeado que viaja en primera y se aloja siempre en la cómoda suite del hotel, pero en ningún caso pensada para mejorar la experiencia de ese cliente. Hoy en día, los que viajan por trabajo buscan (y encuentran) más oferta, más flexibilidad y un servicio más personalizado.

Este cambio puede deberse a que el perfil del viajero de negocios también está cambiando. En 2025, los millennials representarán el 75% de la población activa en todo el mundo. Y ahora ya son los viajeros de negocios más frecuentes e influyentes con 7,7 viajes en los últimos 12 meses (frente a la media de 7,4).

Hoy, quienes viajan por trabajo buscan vivir experiencias nuevas fuera de casa y un alojamiento que se adapte a su estilo de vida. Por suerte, ahora tienen acceso a tantos alojamientos como puedan imaginar, y estos alojamientos cumplen con las condiciones de viaje de su empresa.

Los millennials están liderando este cambio en la oferta de alojamientos para viajes de trabajo, y los establecimientos ahora buscan actualizar sus servicios para conseguir una cartera de clientes que vuelvan. Los hoteles han dejado de ser el sitio al que ir a descansar después de las reuniones para convertirse en el campamento base desde el que descubrir la ciudad, divertirse y disfrutar.

Pero, ¿cómo afrontan este cambio los alojamientos? Booking.com analiza algunas tendencias sobre viajes de trabajo que definen el panorama actual.

Captura-de-pantalla-2017-10-17-a-las-7.17.28.png

Captura-de-pantalla-2017-10-17-a-las-7.17.33.png

Captura-de-pantalla-2017-10-17-a-las-7.17.41.png

Captura-de-pantalla-2017-10-17-a-las-7.17.45.png