No fue una mañana sencilla la de ayer para Amadeus. Durante algunas horas, su sistema de facturación y check-in sufrió un fallo informático que causó retrasos en decenas de aeropuertos, desde el Charles de Gaulle de París hasta el aeropuerto de Gatwick de Londres, donde se registraron retrasos y esperas más largas de lo habitual.

El software de Amadeus, Altea, es en la práctica un estándar que utilizan 125 aerolíneas de todo el mundo, tales como Lufthansa, Air France o British Airways, tanto en los aeropuertos como en las propias páginas web de las aerolíneas, lo que provocó que muchos usuarios tampoco pudieran completar gestiones de facturación con normalidad a través de la web.  Las aerolíneas que operan con un sistema propio, como es el caso de Iberia, no sufrieron el problema.

Tras unas cuatro horas de problemas informáticos, Amadeus emitió un comunicado en el que podía “confirmar que nuestros sistemas se recuperan y ahora están funcionando normalmente. Durante la mañana, tuvimos un problema de red que causó interrupciones en algunos de nuestros sistemas. Como resultado del incidente, los clientes experimentaron interrupciones en ciertos servicios. Nuestros equipos técnicos tomaron medidas inmediatas para identificar la causa del problema y mitigar el impacto en los clientes. Amadeus lamenta cualquier inconveniente causado a los clientes”.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad