En el marco del programa de encuentros que organiza la Mesa del Turismo con personalidades políticas y de la sociedad civil, este mes de septiembre ha celebrado una reunión de la Mesa del Turismo con el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, para analizar los temas del sector turístico relacionados con la Marca España.

El Alto Comisionado expuso a los miembros de la Mesa la labor que desarrolla la Marca España y puso de relieve como la percepción de España en el exterior ha experimentado una evolución muy positiva en los últimos años, a medida que la crisis económica se ha ido superando. Ofreció cifras del número de noticias publicadas sobre España en los años de la crisis económica, y cómo se ha pasado de un número predominantemente con enfoque negativo, a la progresiva reducción de éstas y a un claro predominio de las noticias de carácter neutro y positivo.

Espinosa de los Monteros señaló también la contribución del turismo a la configuración y consolidación de la Marca España. España recibe anualmente millones de turistas (en 2016 más de 75 millones) que disfrutan de una experiencia positiva, como pone de relieve el alto índice de fidelización y de repetición de la visita a los destinos españoles. Los viajeros que han visitado España transmiten esta experiencia a sus familiares y amigos.

También se analizó el impacto de los atentados en Cataluña. Del seguimiento realizado por la Administración y el sector turístico sobre los flujos de visitantes, y por la Marca España en cuanto a la percepción internacional, se llegó a la conclusión de que el efecto ha sido menor y de carácter temporal.

El presidente de la Mesa, Abel Matutes, puso de relieve la decisiva aportación del turismo, como el sector más dinámico y con mayor capacidad de resistencia de la economía nacional, a la superación de la crisis económica, mediante su contribución a la creación de empleo, al equilibrio de la balanza de pagos y a la reducción del déficit fiscal. Asimismo, resaltó los efectos indirectos e inducidos del turismo en otros sectores de la economía nacional.

El encuentro ofreció la oportunidad de pasar revista a los retos que tiene el turismo español después de dos años excepcionales y de cambiar impresiones sobre las líneas estratégicas que es necesario seguir (competitividad, rentabilidad económica y social, es decir para el conjunto de la sociedad española, renovación e innovación, formación) para consolidar sus expectativas de futuro y su imagen en el exterior. En este sentido se exploraron posibles líneas de colaboración entre el sector turístico y la Marca España para potenciar las sinergias entre la imagen país y la marca turística de España.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad