El ecosistema de innovación que desarrolla Endesa en Málaga a través del proyecto Smart City ha recibido la certificación como Living Lab de la red ENoll (European Network of Living Labs).

La Smart City Málaga, que es el centro de la red de living labs del Grupo Enel, se convierte de este modo en el primer proyecto de una empresa eléctrica admitido en esta asociación internacional, formada por más de 150 miembros de todo el mundo, incluidos representantes de 20 de los 28 países de la Unión Europea.

Esta asociación internacional, fundada en 2006 y que agrupa a organizaciones públicas y privadas, reconoce con este certificado la labor realizada por Endesa para crear un entorno de experimentación cuyo objetivo es diseñar la red de distribución eléctrica del futuro.

Las principales líneas de investigación del Living Lab de Smart City Málaga se centran en el desarrollo de medidas de eficiencia, ahorro energético y gestión activa de la demanda de particulares, edificios y grandes clientes, la integración de la generación de energía renovable en la red, el almacenamiento, la movilidad eléctrica (puntos de carga para vehículos eléctricos, autobuses eléctricos e infraestructuras V2G), los servicios de telegestión y la seguridad de la información.

Desde su lanzamiento en 2009, Smart City Málaga se ha convertido en un referente en el diseño del modelo energético de las ciudades del futuro gracias a la introducción de las últimas tecnologías de control remoto, digitalización y automatización de la red, y al uso de soluciones innovadoras de eficiencia energética, iluminación de bajo consumo o a la integración de las energías renovables en la red.

1505905499584.jpg

Las innovaciones adoptadas han permitido un ahorro de más del 25% en el consumo eléctrico y una disminución del 20% en las emisiones de CO2 en la zona de Málaga donde se ha aplicado, -que engloba a 11.000 clientes domésticos y 1.200 empresariales- en los cinco primeros años de funcionamiento.

Además, el Living Lab de Endesa en Málaga ha servido para desarrollar proyectos como el MONICA (Monitorización y Control Avanzado de las redes de distribución de Media y Baja tensión), que permite determinar en tiempo real, gracias a la información que proporcionan los contadores inteligentes y a una red de sensores desplegados en 37 subestaciones, la situación de la red de media y baja tensión, algo que, hasta el momento, sólo se había aplicado a la red de alta tensión. O Smartnet, un proyecto europeo en el que participa Endesa para desarrollar las oportunidades que ofrece un modelo energético más flexible y colaborativo, en el que el consumidor de energía se convierte también en productor. Smartnet trata de integrar la figura de ese nuevo “prosumer” y mejorar la estabilidad y eficiencia de la red. Por ejemplo, analizando cómo una batería de una casa o un repetidor de telefonía pueden conectarse o desconectarse de la red de distribución en función de las necesidades del sistema.

La obtención de este reconocimiento significa la integración en una red europea que favorece la co-creación, la participación de los usuarios y el uso de instalaciones de experimentación dirigidas a la innovación en diferentes sectores, como la energía, los medios de comunicación, la movilidad, la sanidad o la agroalimentación. Una red en la que se pueden compartir conocimientos y experiencias, conectarse, aprender y colaborar con living labs de todo el mundo.

La participación en la red ENoLL permitirá a Endesa impulsar el intercambio de conocimientos sobre cuestiones relacionadas con las ciudades y las redes inteligentes en cooperación con otros living labs del Grupo Enel (Milán, Bari ySavona) y las relaciones con las autoridades locales, las empresas y los profesionales, a fin de abordar nuevos retos en soluciones inteligentes para centros urbanos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad