Empresarios y directivos del sector hotelero y turístico de Baleares se han reunido en el Gran Debate Hotelero, organizado por el Grupo Vía y celebrado en el Hotel Iberostar Cristina de Mallorca, para abordar a través de varias mesas redondas la irrupción de la masificación turística, las estrategias adoptadas contra la oferta ilegal, la optimización de los recursos naturales, en peligro por la saturación de las islas, o las medidas a implementar para atraer a un turismo controlado y de mayor calidad.

Según Carlos Díez de la Lastra, CEO de Les Roches Marbella, Escuela Internacional de Alta Dirección Hotelera, y moderador del debate, “Baleares debe aprovechar el actual ciclo extraordinario de incremento turístico para virar su posicionamiento hacia un perfil alto y competir por atraer ese tipo de turista europeo y norteamericano que busca un entorno seguro, de alto nivel de servicio y con propuestas diferenciales”. Un reto que en parte debe recaer en las grandes firmas hoteleras de Baleares, a las que el CEO de Les Roches Marbella, ha invitado a “tomar un protagonismo creciente para asegurar la sostenibilidad del destino y la calidad del turismo. Las compañías y establecimientos emblema de las islas deben ser líderes no solo por volumen, sino por buenas prácticas y capacidad de riesgo en la anticipación”.

A lo largo del debate, también ha habido ocasión para comentar las nuevas medidas adoptadas por el Govern dirigidas a frenar el avance de los alquileres irregulares, una iniciativa que los expertos reunidos hoy en Mallorca consideran “tendrá beneficios a corto y medio plazo”. En este sentido, Carlos Díez de la Lastra ha destacado que “estamos ante la confluencia de una serie de medidas que pueden tener efectos compensatorios, y que suponen un primer paso para estimular el turismo que buscamos y controlar el que no queremos”.

image2.jpg

El cliente como punto de partida

Carlos Díez de la Lastra, comenta que “las tendencias turísticas van encaminadas hacia la digitalización y el mundo experiencial. Las nuevas tecnologías y el nuevo rol tomado por el consumidor han transformado el sector y han modificado el perfil del cliente. La industria turística crece de forma imparable y las oportunidades de negocio cada vez son mayores para quienes acepten el desafío y apuesten por la innovación y el talento”.

En este sentido, ha apuntado también que, aunque el principal objetivo de todo profesional relacionado con el sector debe ser el servicio al cliente, algo que se trabaja intensamente en los futuros directivos formados en Les Roches “tenemos que educar y formar a profesionales con habilidades empresariales, pero también digitales porque solo así podrán crear modelos de éxito”.

Según estimaciones del 2016, hay más de 4.300 millones de usuarios de teléfonos móviles en todo el mundo, que representan cerca del 60% de la población. Durante la última década, esta “revolución móvil” ha generado nuevas industrias y ha transformado, por completo, a otras. Los hoteles no son una excepción, y, de hecho, el teléfono inteligente se está convirtiendo en un hotel por “control remoto” para manejar casi todo en muchas cadenas internacionales. “Debemos renovar nuestro parqué hotelero y adaptarlo a las nuevas necesidades para alcanzar a las nuevas tipologías de turista con nuevas experiencias a medida. Aunar calidad de instalaciones, cualificación profesional en el servicio, tecnología y relevancia a través de la experiencia, es la combinación que está distinguiendo a los destinos que mejor están sabiendo competir con las nuevas plataformas”, asegura el CEO de Les Roches Marbella, que ha querido recalcar que “solo algunos empresarios del sector han sabido ver la capacidad que tienen de crear su isla dentro de la isla. Identificar qué nos aporta más valor y conseguir las alianzas o fortalezas que permiten poner mar de por medio entre distintas áreas turísticas de una misma isla es lo que está marcando la diferencia en el turismo balear”.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad