Uno de los proyectos más reconocidos que ha impulsado Red.es, en este caso en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga, es la creación de un cuadro de mando integral que permite realizar un seguimiento en tiempo real de la ciudad, a través de sus datos. Gracias a esta solución de ciudad inteligente, el consistorio sabe en todo momento, por ejemplo, el número de personas que visitan los museos, cuántos ciudadanos utilizan la sede electrónica, el número de empleos que se están creando o los taxis accesibles que circulan por las calles.

El proyecto impulsado por Red.es y el Ayuntamiento de Málaga ha permitido crear una herramienta de control que integra múltiples indicadores de gestión municipal en un cuadro de mando. Puede ser consultado por las distintas áreas y personalizarse en función de sus necesidades. Esta infraestructura tecnológica permite mejorar la gestión municipal, ayudar en el cumplimiento de los programas de Gobierno y fomentar la transparencia.

Fueron necesarias tres fases. Primero se identificaron los indicadores clave de la ciudad y se diseñó un catálogo y un cuadro de mandos conceptual. A continuación, se instaló infraestructura tecnológica de ciudad inteligente (almacenamiento, servidores, software, sistema operativo, gestión remota…).. La última fase fue la que requirió mayor inversión y tiempo. Posibilitó la integración de datos en la base de la ciudad (análisis funcional, modelado de base de datos analítica, creación del cuadro de mando, transformación de datos, capacitación…).

El cuadro de mando está formado por indicadores de todas las áreas municipales, organismos autónomos y empresas municipales. Los datos y valores de dichos indicadores proceden de multitud de fuentes de información en diversos formatos. La herramienta aúna todos estos sistemas en una plataforma que almacena la información y permite extraerla en tiempo real. Con herramientas de business intelligence se analizan los datos para obtener cuadros de mando e informes ad-hoc.

Para Belén Mayo, de Red.es, “el primer gran reto de este proyecto fue de organización, ya que los departamentos del Ayuntamiento de Málaga funcionaban de manera diferente. Además, había que definir con exactitud qué indicadores se necesitaban y cómo estructurarlos. Al final, en vez de desarrollar directamente una herramienta, apostamos por crear un mapa estratégico de la ciudad, mediante un proyecto de consultoría. Definimos los grandes objetivos del municipio y luego fuimos creciendo hacia abajo. Cuando ya tuvimos la herramienta encauzada, descubrimos que nos salían más de 20.000 indicadores, que es una cifra enorme y compleja de manejar, así que el proyecto requirió también de un trabajo importante de priorización y análisis”.

Por su parte David Bueno, del Ayuntamiento de Málaga, explica que “contamos con 89 colaboradores de unas 60 unidades. Estamos muy orgullosos del resultado porque ahora podemos saber constantemente qué ocurre en la ciudad y realizar correcciones en múltiples actuaciones en tiempo real. Hay 26 objetivos estratégicos y con el cuadro de mando sabemos el grado de avance de cada uno. El equipo de Gobierno ha notado un cambio muy importante gracias a este mecanismo de control y desde alcaldía nos llegan peticiones continuamente”.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad