Alphabet Inc. o, lo que es lo mismo, Google, ha mantenido conversaciones con la compañía Lyft sobre una posible inversión en la compañía, lo que indica un fuerte apoyo al principal competidor estadounidense de Uber, según ha informado Bloomberg.

Esta inversión, de alrededor de mil millones de dólares, puede provenir de Google o CapitalG, el brazo de capital privado de Alphabet. Tanto Google como Lyft se han negado a comentar sobre el asunto hasta ahora.

Realmente puede ser un buen momento para Lyft, después de un año tumultuoso para Uber, que ha afrontado conflictos sobre su propio entorno laboral, la salida de su CEO, la llegada de un nuevo director –Dara Khosrowshahi, procedente de Expedia–, sumado a sus ya habituales litigios en diferentes ciudades del mundo por su choque contra el modelo tradicional de taxi.

Curiosamente, Google fue uno de los primeros inversores en Uber. Esta acción de apoyo a Lyft podría verse como una pequeña venganza por la competencia que mantienen Google y Uber en el desarrollo del primer coche autónomo. Para añadir complejidad al asunto, Lyft también se encuentra en desarrollo de un modo de coche autónomo, cuyas pruebas puso en marcha el pasado mes de julio.

Mientras tanto, Uber ha anunciado una nueva sede para el sur de Europa que estará localizada en nuestro país, concretamente en las instalaciones de The Cube en Madrid, donde contará con 700 metros cuadrados de oficinas dirigidas por Juan Gallardo, que es el nuevo máximo responsable de la compañía en España y llevaba trabajando en Uber desde 2014.