Ryanair ha apostado por la ciudad de Madrid como un nuevo hub tecnológico donde encontrar y formar a los mejores desarrolladores y analistas de datos. El objetivo: componer un equipo de profesionales capaz de aportar soluciones para que la web de Ryanair se convierte efectivamente en el “Amazon de los viajes”, un mantra habitual en la compañía.

En esta ocasión, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a John Hurley, Chief Technology Officer de Ryanair, para conocer los objetivos del Ryanair Labs en Madrid, saber más sobre el funcionamiento y la implementación de Ryanair Rooms o la visión de la compañía sobre el futuro en las búsquedas y reservas de viaje:

[Cómo activar subtítulos en YouTube]

Para Hurley, dicho futuro pasa por la combinación de las búsquedas de voz con un sistema display que permita ver las mejores opciones, si bien calcula que el proceso aún puede llevar tiempo y pasa, en primer lugar, por un correcto reconocimiento de la voz.

Al mismo tiempo, el CTO de Ryanair calcula que en cuatro o cinco años las páginas web de búsquedas de viajes podrían perder claramente su protagonismo en favor de las plataformas móviles, donde la compañía ve un crecimiento cada vez más significativo, especialmente en las reservas y compra de productos en el último minuto.

En cuanto a la elección de Madrid para el laboratorio de ideas de la compañía, Hurley explica que Ryanair ya cuenta con un buen número de trabajadores españoles en Dublín, y que es sencillo encontrar en nuestro país profesionales especializados en el análisis de datos y el desarrollo de aplicaciones para la web, si bien es complicado combinar, en cualquier parte, profesionales en estas ramas que además cuenten con experiencia en la industria turística.

En cualquier caso, Ryanair quiere dar los pasos necesarios para convertir su plataforma de reserva, ya sea a través de la web o del móvil, en un punto de venta único donde el usuario pueda adquirir todo lo necesario para eu viaje: desde los traslados hasta el alojamiento.

Suscríbete a nuestro Newsletter