EasyJet ha llegado a un acuerdo con Norwegian Air y con la canadiense WestJet que permitirá a sus pasajeros conectar con vuelos de larga distancia en el aeropuerto de Londres Gatwick.

EasyJet se adelanta así a su gran rival en los vuelos low cost, Ryanair, que aún no ha implementado sus acuerdos con Norwegian, Air Europa o Aer Lingus.

Este nuevo servicio, que la compañía ha denominado “Worldwide by EasyJet”, estará disponible siempre que haya una brecha de dos horas y media entre conexiones, con el fin de evitar que determinados vuelos se vean obligados a esperar a los pasajeros durante la conexión.

Así, la compañía asegura que el nuevo programa no tendrá impacto en la puntualidad de easyJet, su utilización de activos o su modelo operativo. Si un pasajero pierde un vuelo de conexión, será transferido al siguiente vuelo disponible.

Asimismo, EasyJet tiene planeado llegar a acuerdos con otras aerolíneas a nivel mundial. En este sentido, ha comunicado que se encuentra en conversaciones muy avanzadas con compañías de Oriente Medio y Asia-Pacífico.

Además de añadir socios en el propio aeropuerto de Gatwick, Easyjet planea expandirse a otros aeropuertos clave en Europa como Milán Malpensa, Ginebra, Amsterdam, París Charles De Gaulle y Barcelona.

Carolyn McCall, CEO de easyJet, explica la estrategia detrás de Worldwide de easyJet: “alrededor de 70 millones de pasajeros que vuelan a través de un aeropuerto de EasyJet cada año se están conectando a otros vuelos, principalmente de larga distancia, y es este un segmento de mercado que Worldwide by EasyJet abrirá para nosotros”.

“Debido a la posición que ocupa nuestra compañía en los principales aeropuertos de Europa, las aerolíneas de largo recorrido han estado reclamando poder trabajar con nosotros desde hace ya algún tiempo, y la nueva plataforma tecnológica nos ha permitido hacerlo”.

Suscríbete a nuestro Newsletter