Viajar abre nuestros ojos a una nueva arquitectura, alimentos, culturas y perspectivas distintas de todo el mundo. Desafortunadamente, también nos hace más vulnerables al robo de nuestros datos y a los hackers.

En la era digital, ningún país está libre de la ciberdelincuencia, por lo que es necesario conocer las mejores prácticas para mantener nuestra información segura.

Estados Unidos y Rusia tienen los mayores porcentajes de robo de identidad denunciados. En el caso de Estados Unidos, hablamos de casi 800 millones de casos hasta la fecha.

Conocer las tácticas de hacking más comunes es el primer paso para la prevención. Debido a que casi todos los negocios modernos utilizan sistemas digitales, los hackers sólo necesitan una conexión wifi para acceder a un sistema desprotegido convenientemente.

Con el pago electrónico superando ya a los pagos en efectivo, los ataque al sistema Point of Sale (PoS) están entre los más altos, debido al acceso rápido y fácil para los hackers. Las contraseñas robadas también ocupan un lugar alto para facilitar el hackeo y el robo de datos.

Aunque nadie está cien por cien seguro de los ataques digitales, hay algunas cosas que podemos hacer para evitar que nuestra información se vea comprometida mientras viajamos.

La compañía Envista ha resumido estos consejos en la siguiente infografía:

Suscríbete a nuestro Newsletter