Facebook y Google dominan el espacio de las aplicaciones móviles, siendo ambas empresas propietarias de todas las seis aplicaciones con el mayor alcance y representando ocho de las 10 aplicaciones más importantes, de acuerdo con el informe de aplicaciones móviles de 2017 de comScore.

El informe muestra la importancia de Facebook y la influencia de Google sobre el mercado de aplicaciones móviles. Las dos empresas no están dejando mucho espacio para otros editores que intentan colocar sus aplicaciones frente a los usuarios.

Es más, según el informe de comScore, los usuarios de aplicaciones en Estados Unidos pasan el 90 por ciento de su tiempo de aplicación móvil en sus cinco aplicaciones principales, lo que supone el 51 por ciento del tiempo total dedicado a la tecnología digital.

La aplicación principal de Facebook cuenta con una penetración del 81 por ciento en Estados Unidos, con alrededor de 147 millones de usuarios mensuales, Siguiendo muy de cerca, Facebook Messenger alcanzó el tercer lugar con una penetración del 68 por ciento, mientras que Instagram alcanzó el sexto lugar con un 50 por ciento.

Google posee la mayoría de las aplicaciones en el top 10. YouTube obtuvo el segundo lugar en el informe con una penetración del 71 por ciento entre los usuarios de aplicaciones, y Google Search obtuvo el cuarto lugar con un 61 por ciento. Google Maps siguió cerca en la quinta posición con 57 por ciento, Google Play fue clasificada octava con un 47 por ciento, y Gmail ocupó el noveno lugar con un 44 por ciento.

A medida que el ecosistema de las aplicaciones se consolide bajo los paraguas de Facebook y Google, las marcas y desarrolladores tendrán que buscar nuevas vías de participación de los usuarios que no sean sus propias aplicaciones.

Por ejemplo, las mini-aplicaciones, como las apps instantáneas de Google y los juegos instantáneos de Facebook, pueden ofrecer a las empresas la oportunidad de aprovechar aplicaciones más populares, como Google Search y Facebook Messenger, para llegar a donde los usuarios ya están gastando una gran parte de tiempo en el móvil.

Artículo original y completo en Business Insider