En la época de la reserva de viajes online por cuenta propia, el uso de los servicios de un agente de viajes está aumentando, a pesar de las previsiones más agoreras que predecían la muerte del agente de viajes con la llegada de internet.

Según tres nuevos estudios, los millennials han descubierto el valor de depender de las agencias, no sólo para reservar sus viajes, sino también como asesores en la toma de decisiones, incluyendo la elección de destinos y alojamientos.

Según el “2017 Portrait of American Travelers” de MMGY Global, el 33 por ciento de los encuestados millennials dicen que tienen la intención de utilizar los servicios de un agente de viajes en los próximos dos años, es decir, el doble de  los pertenecientes a la Generación X (17 por ciento) o los Baby Boomers (18 por ciento).

El estudio nacional “How America Travels” de la Sociedad Americana de Agentes de Viajes también indica que los millennials son más proclives a utilizar un agente de viajes. Un 44 por ciento de los encuestados pertenecientes a esta generación de viajeros asegura que prefieren contar con la ayuda de una agencia para la planificación del viaje.

A medida que los millennials envejecen y generan más ingresos al convertirse en la primera fuerza de trabajo,  su deseo de viajar también aumenta. Según el MMGY Global Portrait, los viajeros millennials han registrado un aumento de 16 puntos porcentuales en su intención de viajar en 2017. Para los Xers es sólo un aumento de tres puntos, mientras que los Boomers cayeron un punto porcentual.

Como ejemplo, entre 2012 y 2016 el número de clientes millennials entre las agencias de la compañía Virtuoso aumentó del 9 al 13 por ciento, mientras que el número de clientes Gen-X aumentó del 20 al 24 por ciento. Los clientes de la generación Baby Boomer se mantuvieron estables en un 46 por ciento en 2012 a un 45 por ciento en 2016, mientras que los seniors (el segmento más antiguo) disminuyeron del 26 por ciento al 18 por ciento de clientes.

Artículo completo en Travel + Leisure.